13 mar. 2019

Catocala nymphagoga (Esper, 1787)

Catocala nymphagoga
Polilla de la familia Erebidae y la subfamilia Erebinae. Parece la más común de las especies del género Catocala en la mancha conquense.
Mide 35-43 mm de envergadura alar. Su coloración críptica está compuesta de distintos tonos grises y pardo oscuros con una serie de líneas negras zigzagueantes transversales. La primera de estas bandas, la más cercana a la base, está muy marcada y no suele ser muy angulosa. Las alas posteriores son de coloración ocre con el margen y una banda transversal negros.
Oruga
Oruga de Catocala sp.
Como otras especies de su género, sus orugas se alimentan de Quercus.

28 ene. 2019

Psacasta tuberculata (Fabricius, 1781)

psacasta tuberculata
Chinche de la subfamilia Eurygastrinae, presente en la mancha conquense. Es de aspecto muy similar a P. granulata de la que yo solo la distingo por la textura rugosa de P. tuberculata.
Su coloración es variable, habiendo ejemplares con gran variedad de tonos marrones e incluso grisáceos. Presenta un tercer artejo antenal muy corto y una protuberancia marcada en el centro del escudete. Toda su superficie está cubierta de pequeños tubérculos que le dan un aspecto rugoso.

Psacasta granulata (A. Costa, 1847)

psacasta granulata
Chinche de la subfamilia Eurygastrinae muy poco frecuente. Visto en la mancha conquense.
Tiene una longitud de 8-9 mm. Es de coloración marrón, si bien puede ser más clara u oscura. La coloración es bastante uniforme,  alterada por dos manchas en forma de coma en el origen del escudete, cerca de los ángulos posteriores del pronoto. Parece haber una protuberancia roma en el centro del escudete. El segundo artejo antenal es dos veces más largo que el tercero.

Odontotarsus caudatus (Burmeister, 1835)

odontotarsus caudatus
Chinche de la subfamilia Odontotarsinae, poco común pero presente en la comarca.
El aspecto más llamativo de este chinche es la prolongación posterior de su enorme escudete. Su coloración es críptica, con variabilidad en tonos pajizos y marrones, normalmente con dibujos longitudinales irregulares. El apéndice posterior del pronoto es de coloración clara en el centro y oscuro a los lados (bandas longitudinales).
Su biología está asociada a los cardos del género Onopordum, sobre los que habitan y se alimentan.

Haematoloma dorsata (Ahrens, 1812)

haematoloma dorsata
Única especie de su género en la fauna ibérica. Solo la he visto en Puertollano (Ciudad Real).
En su fase ninfal tiene el mismo hábito que otras chinches espumadoras (ver Cercopidae).
Tiene una coloración aposemática roja y negra o naranja y negra. Se diferencia fácilmente de las distintas especies de Cercopis de nuestra fauna porque H. dorsata tiene el margen de las alas anteriores de color rojo (taxoficha).

Cercopis intermedia (Kirschbaum, 1868)

cercopis intermedia
Es de largo la más frecuente de las tres especies de Cercopis presentes en la península y la única que he visto hasta la fecha.
Es el arquetipo de chinche espumadora. En estadio ninfal forma sus acúmulos de burbujas de textura similar a la saliva densa alrededor de la zona donde se sitúan para alimentarse. Para ello inyecta aire sobre una secreción proteica con alta concentración de albúmina. Así parece haber espuma sobre el tallo de la planta. Como adulto este mecanismo de defensa se sustituye por un poderoso salto que las aleja cuando se sienten amenazadas.
Para su identificación (ver taxoficha) son claves las “rodillas” rojas (parte distal de los fémures y proximal de las tibias.

Tholagmus strigatus (Herrich-Schaeffer, 1835)

tholagmus strigatus
Pentatómido de la subfamilia Podopinae como revela su gran escudete. Es una de las dos especies peninsulares del género Tholagmus y la única, hasta el momento, que he visto en la mancha conquense. No es muy común.
Es un pentatómido pequeño, de entre 5 y 6,5 mm de longitud. Las antenas son oscuras. Las patas son claras, de tonos pajizos. En el dorso se ven una serie de bandas longitudinales, de anchura irregular, de color pajizo y varios tonos de marrón oscuro. Las bandas oscuras son más anchas, sobre todo en el pronoto. De las bandas claras destaca una central que divide el dorso dos mitades simétricas. El conexivo es de color pajizo.
Una de las claves para distinguir esta especie es observar las genas y el tilus. En T.strigatus las genas no se alargan más allá del tilus, dejando a éste libre. En T. flavolineatus el tilus está cerrado por las genas alargadas.
Se muestra activa a finales de primavera y verano. Pueden verse sobre umbelíferas y compuestas.

Piezodorus lituratus (Fabricius, 1794)

piezodorus lituratus
Pentatomidae de la subfamilia Pentatominae de unos 12 mm de longitud. Ampliamente distribuido por la península y presente en la mancha conquense.
Tiene una coloración en el dorso que varía según su estado de madurez. Los imagos de la última generación tienen una tonalidad pardo rojiza en los hemiélitros y parte dorsal del pronoto. Los imagos tras el invierno, cuando retoman la actividad y están listos para reproducirse suelen ser verdes. Las antenas y los tarsos son anaranjados. El borde lateral de pronoto, parte anterior de los hemiélitros y conexivo resalta de la tonalidad general, con colores desde amarillo pálido hasta amarillo verdoso.
ninfa
Ninfa de estadio avanzado.
Se alimenta de los jugos de plantas, sobre todo leguminosas de los géneros Ulex o Laburnum.

Peribalus strictus (Fabricius, 1803)

peribalus strictus
Único pentatómido ibérico del género Peribalus. Solo lo he visto una vez, en la provincia de Ciudad Real. Mide en torno a 10 mm de longitud.
Su coloración dominante varía entre el verde pistacho y el marrón. Su textura es rugosa porque su superficie está densamente cubierta de minúsculos puntos oscuros. Muchas veces las antenas tienen una zona negra en el último artejo, incluso también en el penúltimo. Suelen ser rojizas, salvo en la base. Frecuentemente el pronoto es más oscuro cerca de los ángulos humerales (bien desarrollados). El borde anterior del pronoto es cóncavo. La punta del escudete es clara. El conexivo es acebrado.

Codophila varia (Fabricius,1787)

codophila varia ii
Ejemplar con un huevo de Tachinidae sobre el escuedete. Se trata de un ectoparásito de numerosos insectos, entre ellos de pentatómidos
codophila varia
Pentatómido de la subfamilia Pentatominae de unos 10 mm de longitud. Presente en la mancha conquense.
Tiene una coloración variable como su propio nombre indica. En la zona predominan las dos tonalidades de las fotos de arriba (rosáceo y amarillo verdoso y rojo y naranja). En general tiene una cabeza estrecha con una zona oscura longitudinal y axial, y dos bandas más claras, una a cada lado. Los bordes laterales de la cabeza vuelven a ser oscuros de modo que se forman dos líneas oscuras laterales y longitudinales que atraviesan los ojos. Este dibujo de una banda central oscura con una banda clara a cada lado seguida de nuevo por otra oscura continúa por el tercio anterior del pronoto. El resto del pronoto es rosáceo o rojizo, con los ángulos humerales oscuros. Los hemiélitros son del mismo color que el pronoto. El escudete es amarillo o verdoso con dos zonas laterales de tonalidad similar al color del pronoto y los hemiélitros. El extremo más posterior del escudete es redondeado y de color más claro. Las zonas laterales del abdomen, que sobresalen dorsalmente, son acebradas. Las patas pueden ser rojizas, anaranjadas o verdosas. Todo el dorso del exoesqueleto tiene una textura salpicada de diminutas hendiduras, a modo de puntos.
Se alimentan de los jugos de las plantas. Pueden verse adultos todo el año si bien en los meses fríos permanecen escondidos e inactivos.

22 ene. 2019

Acrosternum heegeri (Fieber, 1861)

acrosternum heegeri
Una de las dos especies de chinche del género Acrosternum de la fauna ibérica. Al igual que A. millierei (de aspecto muy similar) está presente en la mancha conquense.
Presenta una coloración verde en la mayoría de los casos, aunque hay ejemplares marrones y marrones-rojizos. Tiene una fina línea amarilla bordeando toda la parte lateral del insecto, desde la cabeza hasta el conexivo (incluido), abarcando el pronoto. En esto no se diferencia de A. millierei, pero a diferencia de éste tiene los tres últimos artejos antenales rojizos en lugar de verdes (a veces amarillentos también en A. millierei).

Polymerus cognatus (Fieber, 1858)

polymerus cognatus
Pequeño chinche presente en nuestra fauna.
Tiene unas largas antenas anaranjadas salvo el primer artejo y la parte más proximal del segundo que son negros. La cabeza y el pronoto suelen ser negros aunque hay mucha variabilidad cromática y hay pronotos claros. El escudete es negro con una mancha con forma romboidal amarillenta. La coloración del clavus y las corias es variable. El clavus tiende a ser oscuro con la parte más anterior más clara. La parte anterior de las corias, también suele ser más claras que la parte posterior. Lo que sí parece más o menos uniforme es la mancha que colorea gran parte de las cuñas, entre marrón rojiza y anaranjada, con un marco más claro. Las membranas son oscuras con la venación clara.

Pithanus maerkelii (Herrich-Schaeffer, 1838)

pithanus maerkelii
Curioso chinche de la subfamilia Mirinae, casi siempre micróptero (alas poco desarrolladas), al que solo he visto en Las Tablas de Daimiel.
Tiene el primer artejo antenal engrosado con el extremo distal muy claro. El resto de las antenas son muy oscuras. Las patas son anaranjadas a veces con regiones oscuras. El resto del insecto es negro, normalmente con los bordes laterales de los élitros blanquecinos. Las hembras tienen los bordes laterales del abdomen amarillo verdoso mientras que en los machos solo se aprecia una fina línea clara.

Phytocoris minor (Kirschbaum, 1856)

phytocoris minor
Especie que he visto solo en la sierra conquense.
Destacaría la coloración del primer artejo antenal que, como ocurre con los fémures en menor medida, es de coloración marrón rojiza punteada de blanco. Los ojos grandes suelen ser oscuros. La cabeza es de coloración más clara, sobre todo en la región frontal. El color general del dorso es marrón rojizo, a veces con áreas blanquinosas. El pronoto acaba en una delgada línea transversal negruzca que se funde con una sutil línea blanca.

Phytocoris flammula (Reuter, 1875)

phytocoris flammula
Otra de las especies del género Phytocoris presentes en nuestra fauna. Solo la he visto una vez.
Destaca por la cabeza verde. Las antenas están muy engrosadas en el primer artejo. Luego son normalmente blancas en la parte proximal del segundo artejo y a veces también en el tercero. Los ojos contrastan mucho por su coloración oscura. El pronoto se va tornando de verde a marrón y acaba en una delgada banda transversal marrón oscura. El escudete es oscuro en su parte anterior y verdosa luego, hasta el final o parcialmente. La coloración general de los hemiélitros es marrón. Suele tener una región más oscura coincidiendo con el borde lateral del clavus. La membrana es oscura con diminutas manchas blancas en los laterales. Los fémures del tercer par de patas son muy largos y están engrosados.

Cydnus aterrimus (Forster, 1771)

cydnus aterrinus
Única especie de su género en la fauna ibérica. Lo he visto en la mancha conquense, en la serranía de Cuenca y en Asturias.
En una familia de chinches diminutos como es Cydnidae, esta especie destaca por su tamaño mayor.
Es completamente negro, incluyendo las patas. Solo la membrana contrasta con dicho color, es clara, de tonos pajizos. El escudete es triangular con la base ligeramente más larga que los otros dos lados.

Crocistethus waltlianus (Fieber, 1837)

crocistethus waltlianus
Diminuto Cydnidae frecuentemente atraído de noche en verano a los reclamos de luz.
Tienen las antenas, la cabeza, el escudete y el pronoto negros. En los ángulos posteriores del pronoto hay una diminuta mancha blanca. Las corias son blanquecinas con una gran mancha negra en la parte posterior, una a cada lado del vértice del escudete. La membrana es clara con parte de la venación oscura. Las tibias son en su gran mayoría blancas.

Canthophorus maculipes (Mulsant & Rey, 1852)

canthophorus maculipes
Canthophorus cf. maculipes
Diminuto chinche con forma ovalada y coloración negra. Su coloración negra solo se ve alterada en los laterales de las corias y el pronoto por un borde blanco y las tibias que también son blanquecinas.
No obstante estos rasgos no lo distinguen de otra especie del mismo género: C. melanopterus, también presente en la zona. Esta segunda especie es proporcionalmente más ancha en relación a su longitud, especialmente en la parte posterior de los hemiélitros.

20 ene. 2019

Oncotylus nigricornis (Saunders, 1876)

oncotylus nigricornis
Solo visto hasta la fecha muy al sur de Ciudad Real.
Es un mírido de aspecto alargado, abundante pilosidad superficial y coloración verdosa. Le da nombre el color de sus antenas que son mucho más oscuras que el resto del insecto. Los ojos son grandes, a veces blanquecinos y a veces negros. Las patas son amarillentas con algunos diminutos puntos negros. Suele tener una delgada línea negra transversal dividiendo el pronoto, más cerca del borde anterior.

Liocoris tripustulatus (Fabricius, 1781)

liocoris tripustulatus
Mírido que solo he visto en el norte de la provincia de Cuenca. Única especie de su género en la Península Ibérica.
Es un pequeño chinche de antenas muy delgadas, sobre todo la base del segundo segmento antenal, que es oscura. Dicho segmento es más largo que la anchura de la cabeza. La cabeza tiene aproximadamente la mitad de la anchura máxima del pronoto. Presenta un llamativo escudete, brillante aunque de coloración variable: puede ser amarillo, verde o naranja. La coloración general es variada habiendo ejemplares más oscuros y otros más claros aunque en todas las modalidades las patas tienen una coloración anillada. Normalmente la coloración de los hemiélitros comprende dos bandas oscuras, prácticamente negras, transversales, intercaladas entre tres bandas transversales más claras (aunque de color variable). Las cuñas son normalmente del color del escudete, aunque a menudo más apagado, y la punta posterior de las mismas es negra.