20 oct. 2010

Nyctophila reichii (Jacquelin du Val, 1859)

Aquí tenemos la única luciérnaga que hasta la fecha he visto en la comarca del Záncara (y me temo que no hay más). Es relativamente fácil encontrar larvas en invierno escondidas bajo las piedras. Los adultos ya es otro cantar, de hecho solo he visto un par de machos y aún ninguna hembra Los adultos aparecen durante las noches de verano. Al igual que el resto de las luciérnagas, esta especie tiene un marcado dimorfismo sexual. Mientras que el macho tiene la forma típica de un escarabajo con los élitros bien desarrollados cubriendo las alas, la hembra tiene forma de larva, con alas rudimentarias y sin élitros. El macho destaca por tener unos ojos grandes colocados debajo de el pronoto (se transparentan en la imagen). El pronoto es claro con forma casi semicircular, el borde posterior recto y los ángulos posteriores bien marcados. Los élitros son pardo-oscuros con los márgenes y la sutura amarillentos. La larva es negruzca en la parte dorsal, con los segmentos bien definidos y la cabeza retráctil, con dos pequeñas antenas. La parte lateral y ventral presenta franjas longitudinales rosáceas y negras. La hembra tiene también un aspecto segmentado en el abdomen (carece de élitros) y un rudimento alar. El pronoto y la cabeza son similares a las los del macho aunque con los ojos más pequeños. Os pongo un enlace con una foto de Angel Umaran en la que se observa la diferencia entre macho y hembra de esta especie: http://www.biodiversidadvirtual.org/insectarium/details.php?image_id=279375

No hay comentarios:

Publicar un comentario