27 oct. 2010

Uroctea durandi ( Latreille, 1809)

La especie más grande de su familia. La hembra puede llegar al centímetro y medio mientras que el macho no llega al centímetro. Es una araña de aspecto muy característico con patas y prosoma de un color que varía entre el marrón rojizo y el negro y un opistosoma negro con cinco manchas amarillas. Pese a ser relativamente común, al menos en El Provencio, no es fácil verla, pues suele estar en el interior de su nido de seda, de forma lenticular, construido bajo las piedras. Se trata de una especie de bolsa bien anclada con hilos gruesos radiales a la cara inferior o lateral de las piedras. Pegada al exterior de la bolsa suele haber restos de sus presas, así como otros materiales, no sé si por camuflaje o simplemente adheridos a la seda por el contacto. Las jóvenes ninfas tienen el mismo aspecto que los adultos pero con los puntos blancos y las patas más claras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario