28 nov. 2010

Eudonia angustea (Curtis, 1827)

Epilachna argus (Fourcroy, 1785)

Epilachna argus (Fourcroy, 1785)
Coccinélido de los más grandes de la familia. Presenta una coloración anaranjada en todo el cuerpo, solo alterada por los ojos negros y los 6 puntos negros que normalmente presenta en cada élitro. El tamaño de los puntos es variable pero se da como característica disitintiva de esta especie la unión en la línea media del par de puntos negros que hay detrás del escudete. No presenta una superficie glabra sino cubierta por una pilosidad corta y blanquecina.
A diferencia de la mayoría de los coccinélidos que son depredadores de pulgones y cochinillas, esta especie es fitófaga, como todos los de la subfamilia Epilachninae, y suele aparecer sobre los conocidos como pepinillos del diablo (Ecballium elaterium) y otras cucurbitáceas.
Es muy raro en la comarca del Záncara, pues es muy raro encontrar su planta nutricia por aquí. No obstante, aunque el ejemplar adulto de la imagen fue fotografiado en Ciudad Real, también he citado la especie en Belmonte (Cuenca)
Larva de Epilachna argus (Fourcroy, 1785)
La larva de este coccinélido puede encontrarse sobre la misma planta nutricia que el imago, pues se alimenta del mismo modo. Presenta un aspecto alargado con coloración amarillenta y múltiples apéndices espinosos por todo el cuerpo.

20 nov. 2010

Iris oratoria (Linnaeus, 1758)



Esta especie de mantodeo conocida vulgarmente como “mantis mediterránea” pertenece a la familia Tarachodidae. Las hembras pueden alcanzar los 6,5 cm. de longitud. Los machos son más pequeños.
La coloración de los ejemplares es variable. Así podemos encontrar desde tonos ocres hasta distintos tonos de verde. Parece que la humedad y el color de la vegetación del entorno durante la última muda contribuyen a determinar el color del adulto.
Tres ejemplares con distintos tonos que muestran la variabilidad en la coloración de esta especie.La cabeza está dotada de dos grandes ojos compuestos y tres diminutos ocelos situados entre las antenas. Las antenas son largas y filiformes. La cabeza tiene una gran movilidad: puede girar 180º. Como todos los mantodeos tiene el primer par de patas especializado, para cazar a sus presas. Para ellos se sirve de la pinza que forman sus fémures y sus tibias. La prensión se ve reforzada con bordes aserrados en estos segmentos. No tiene ninguna mancha en las coxas, a diferencia de Mantis religiosa.
A la izquierda detalle de la cabeza con los dos ojos compuestos. A la derecha detalle de los dientes del fémur y la tibia de la primera pata izquierda.
La coloración del resto de las patas, el abdomen y el primer par de alas (que no sirven para volar sino para proteger al segundo par de alas) es uniforme. Sin embargo el segundo par de alas (alas membranosas) tiene una coloración que contrasta claramente con el resto del cuerpo, con vistosos colores rodeando un círculo negro (ocelo). Iris oratoria despliega sus alas posteriores mostrando su dibujo y levantando amenazante sus patas delanteras cuando se siente amenazada. Así parece más grande y confunde a los posibles depredadores.
A la izquierda posición agresiva de I. oratoria. A la derecha detalle del ocelo del ala posterior.
Su ciclo biológico es similar al de otras especies de mantodeos. De las puestas nacen ninfas que pasarán por varios estadios antes de llegar al estado adulto. Cuando ésto ocurre tiene lugar la reproducción. Durante la cópula la hembra devora estadísticamente  a 3 de cada 4 machos. Luego deposita los huevos en ootecas que suele ocultar bajo las piedras o trozos de leña. Así ocurre en cada generación, que vive durante aproximadamente un año si completa todo su ciclo vital.
A la izquierda un adulto (las alas totalmente desarrolladas llegan al extremo del abdomen). A la derecha una ninfa (las alas no cubren totalmente el abdomen).
Es común en nuestra comarca. Habita en zonas de vegetación baja, bien camufladas. Es más fácil observarlas a finales del verano, cuando los ejemplares están completamente desarrollados. Se alimenta de insectos y arañas que caza al acecho con un rápido y certero golpe de sus patas delanteras.

13 nov. 2010

Enoplops scapha (Fabricius, 1803)

Eurygaster testudinaria ( Geoffroy, 1785)


Se considera la especie tipo del género Eurygaster. No obstante, aunque presente, no parece tan común como la especie E. austriaca en nuestra comarca. Es conocido comúnmente como chinche tortuga. Su longitud varía según los autores consultados, en general los adultos miden entre 7 y 11 mm.
Muy similar al resto de miembros del mismo género. Tiene una coloración variable que va desde tonos pajizos a tonos pardos, incluso cobrizos. Presenta normalmente unas manchas claras, de color amarillo pálido: dos pequeñas en forma de coma en el escudete, en su zona más anterior donde se junta con el pronoto y una longitudinal en el centro, más o menos aquillada. La línea longitudinal es de trayecto variable, puede cubrir todo el pronoto y gran parte del escudete, aparecer parcialmente en el pronoto o ser una sutil sombra en la parte más anterior del escudete. Los fémures presentan la región media más pálida que los ápices.
Como claves de identificación de esta especie según el estudio “Guía de identificación de los chinches de los cereales (Insecta, Heteroptera) encontrados en los trigos españoles” se describen los siguientes:
– Tilus por debajo de las genas. El segundo artejo antenal es un poco más corto que el primero. El tercero tiene una longitud mayor que 0.65 x la longitud del segundo. El pronoto presenta un surco transversal discontinuo. En vista ventral, el borde posterior del segmento genital masculino se une al margen del abdomen. En el segmento genital femenino, las valvas no tocan la pared corporal. En la faloteca hay cuatro divertículos, dos son corniformes y dos son rectos.
Detalle de la posición de las genas (abiertas) y el tilus (en un plano inferior a las genas). Detalle de la diferencia de longitud entre el primer y segundo artejo antenal.


Centrocoris variegatus (Kolenati, 1845)

Gonocerus acuteangulatus (Goeze, 1778)

Syromastus rhombeus (Linnaeus, 1767)


Ejemplares de la especie Syromastus rhombeus.
No sabría decir si se trata de una especie más o menos común, pues aunque la he visto pocas veces su coloración le otorga un camuflaje que le hace virtualmente invisible sobre la tierra si no se mueve. Está presente en la mancha conquense.
Destaca por la forma romboidea del abdomen, con un conexivo muy marcado, angulado. Todos los ejemplares que me han identificado tienen una coloración pardo-anaranjada, como los de la imagen superior, similar al color de la tierra. No obstante hay matices dentro de esta tonalidad general. El primer y el último artejo antenal son más oscuros, además el último artejo antenal está ensanchado. Los artejos intermedios tienen tonos rojizos. Las patas son algo más claras que la coloración general del dorso. Parece tener también una fina línea marginal, más clara, delimitando los laterales del pronoto, que, como el conexivo, también está angulado aunque de forma más discreta.
Su longitud final ronda el centímetro. Se alimenta de jugos vegetales sirviéndose de su aparato bucal de tipo picador-chupador. Es considerada una especie perjudicial para la agricultura cuando alcanza proporción de plaga, algo que nunca he observado ya que apenas he visto hasta la fecha media docena de ejemplares. Parece tener predilección por las calabazas y otras cucurbitáceas.


Spodoptera exigua (Hübner, 1808)

Agrotis trux (Hübner, 1824)

Agrochola lychnidis (Denis & Schiffermüller, 1775)


Robusto noctuido de la subfamilia Noctuinae de entre 30 y 42 mm. de envergadura alar.
Tiene una coloración críptica en el anverso de las alas anteriores, cabeza y dorso del tórax. Los tonos de camuflaje incluyen pardos, amarillentos, grises y cobrizos. Tiene las manchas reniformes alargadas. Las manchas orbiculares también son alargadas y pueden ser poco aparentes (como en el ejemplar de la imagen) o muy llamativas (sobre todo en ejemplares claros). Las alas posteriores son grises oscuras.
Se han descrito como plantas nutricias Prunus, Salix, Achillea, Trifolium y Ranunculus.

Menemerus semilimbatus (Hahn, 1829)


Macho.

Pyrrhosoma nymphula (Sulzer, 1776)

7 nov. 2010

Heliothis peltigera (Denis & Schiffermüller, 1775)

Vespula vulgaris (Linnaeus, 1758)

Heliothis viriplaca (Hufnagel, 1766)

Eublemma ostrina (Hübner, 1808)


Erébido de la subfamilia Eublemminae de entre 18 y 25 mm. de envergadura alar.
Hay ejemplares muy claros en los que el dibujo del anverso alar apenas se percibe y otros de color pardo oscuro en los que tampoco se distingue con facilidad el dibujo alar. En el ejemplar tipo el anverso de las alas anteriores es de color blanco roto o amarillento en la zona basal. En la mitad del ala anterior hay una línea transversal oscura. Distalmente hay un área parda oscura con reflejos rosáceos o violáceos. En la costa, cerca del ápice, hay una zona clara, blanquecina o rosácea. El margen es de color pardo claro. Proximalmente al margen hay una delgada línea blanca con digitaciones proximales. El anverso de las alas posteriores es de coloración discreta uniformemente clara o parda.
La he visto en los meses de octubre y noviembre.
Como plantas nutricias se han descrito Carduus, Carlina, Cirsium y Echinops.

Autographa gamma (Linnaeus, 1758)


Noctuido de la subfamilia Plusiinae que normalmente tiene una envergadura alar de 32-43 mm. aunque excepcionalmente pueden aparecer ejemplares con envergaduras muy por encima o por debajo de estos valores. Es relativamente común en la mancha conquense.
Presenta unos penachos de pelo en el dorso del tórax que asemejan la silla de montar de un caballo, con una concavidad central. La coloración del dorso de las alas anteriores es críptica, con multitud de tonos grises claros y oscuros. También, aunque cubriendo un área menor, podemos ver distintos tonos pardos. Los tonos más oscuros aparecen en una región central rodeando una característica mancha blanca o blanquecina. Según algunos autores esta mancha blanca se parece a la letra griega gamma, lo que explica su nombre. Como hay que echarle mucha imaginación, diremos que la mancha (que aparece centrada) se estrecha en dirección dorsal para luego angularse unos 90º y acabar en una estrecha digitación hacia el margen. Se parece al percutor de una pistola o escopeta. Hay ejemplares con reflejos verdosos aunque no he visto ninguno por la zona.
El dorso de las alas posteriores presenta dos tonos de grises o pardos (según el individuo): uno más claro basal y otro más oscuro marginal.
Vuela en una generación anual entre los meses de mayo y octubre (noviembre si las temperaturas lo permiten). Es una especie con un fuerte instinto migratorio.
Las orugas son de color verde y solo tienen dos pares de patas abdominales. Se alimentan, principalmente de noche, de un amplio abanico de plantas de porte bajo como Trifolium (trébol), Urtica (ortiga), Lonicera (madreselva), etc.