26 dic. 2011

Crypticus gibbulus (Quensel, 1806)

Asida (Granulasida) moroderi (Reitter, 1917)

Tenebriónido de la subfamilia Pimeliinae. No es muy común por la comarca del Záncara. Sólo he logrado verlo una vez; en El Provencio. Se trata además, hasta la fecha, de la única foto totalmente identificada para esta especie de toda la península ibérica para biodiversidad virtual (http://www.biodiversidadvirtual.org/) Según un texto que he encontrado (de A. Viñolas, 1984), el género Asida está representado por unas 70 especies en la península ibérica y no parece ser un género muy fácil de trabajar a la hora de llegar a especie. Este mismo autor da como clave de identificación de esta especie la siguiente: - Protórax granujiento, con los granulillos muy densos en el disco y con tendencia a desaparecer o borrarse en los márgenes. Ángulos posteriores rectos u obtusos con el lóbulo medio más saliente. Élitros con escultura casi borrada. Como otros rasgos de esta especie tenemos que mide de 9 a 13 mm. Tiene antenas filiformes, relativamente cortas; protórax más ancho que largo con los márgenes ensanchados y levantados hacia arriba, especialmente en los ángulos anteriores. Los élitros son paralelos, poco convexos en el macho y algo más en la hembra, sin costillas elitrales manifiestas, sólo indicada la 3ª junto a la base (no se aprecia en la imagen). Presenta sobre la superficie dorsal de casi todo el exoesqueleto abundantes pelillos cortos y amarillentos. Parece tener una distribución mediterránea.

12 dic. 2011

Lixus pulverulentus (Scopoli, 1763)


Gran gorgojo muy común en verano en los grandes cardos.

Coniocleonus nigrosuturatus (Goeze 1777)


Especie fotografiada en el parque nacional de Cabañeros. No vista en la comarca del Záncara.

Ocypus (Ocypus) olens (O. Muller, 1764)



Esta especie, conocida vulgarmente como escarabajo errante oloroso, es bastante común en la zona, especialmente en pinares y encinares con abundante hojarasca. Cuando se ve amenazado el O. olens levanta el abdomen y abre las mandíbulas para intentar mostrar un aspecto más imponente. No dotado de ningún aguijón, son sus formidables mandíbulas lo que puede propinar una buena mordedura en caso de molestarlo. Formidable depredador en miniatura, se alimenta de cochinillas, larvas de otros insectos y pequeños invertebrados.

Carabus (Mesocarabus) brevis albarracinus (Ganglbauer, 1886)

3 dic. 2011

Omophlus lepturoides (Fabricius, 1787)

Tenebriónido de la subfamilia Alleculinae. Sólo lo he visto en una ocasión en la comarca del Záncara. Tiene forma alargada . Presenta una cabeza relativamente pequeña, totalmente negra y con dos antenas largas de 11 artejos. El pronoto es también negro, de forma rectangular, algo más ancho que largo y con los bordes convexos. El escudete y las patas también son negros. Los élitros son anarajados con surcos longitudinales poco marcados; se ensanchan ligeramente en la parte posterior alcanzando su máxima anchura en la zona en la que empiezan a angularse para dirigirse al extremo apical. Las larvas se alimentan de detritos vegetales y raíces en el suelo. Los adultos acuden con frecuencia a las flores. Ha sido descrita como una plaga para el olivo.

Scolopendra oraniensis H. Lucas 1846



Prima de menor tamaño de la anterior (Scolopendra cingulata)

Scolopendra cingulata (Latreille, 1829)




De todos los bichos que comparten nuestro entorno éste, sin duda, merece una mención especial. Este ciempiés de la falimia Scolopendridae puede alcanzar tamaños realmente imponentes, de más de 15 cm. y su avistamiento rara vez deja indiferente al observador por su tamaño, su colorido y su movimiento rápido y ágil.
En la imagen superior podemos ver un detalle de la cabeza y los primeros segmentos del cuerpo. Cada segmento corporal tiene un par de patas (una a cada lado) como ocurre en todos los chilópodos. El primer par de patas se encuentra modificado y engrosado, convirtiéndose en un par de 'pinzas' dotadas de veneno (Puede observarse la 'pinza' derecha en la imagen de la parte superior, de color rojo con el extremo negro).
Su picadura resulta muy dolorosa y su efecto es duradero lo que obliga a guardar bien las distancias si nos encontramos con este animal. Además es muy común en la comarca del Záncara (y en general por gran parte de la península ibérica). Tiene hábitos nocturnos y pasan el día bajo piedras, entre la hojarasca, en suelos húmedos, oquedades, grietas y en el interior de troncos caídos en avanzado estado de descomposición.
Entre las curiosidades de esta especie se encuentra que practican el canibalismo con ejemplares más pequeños y que son inmunes a su propio veneno.

30 oct. 2011

Subcoccinella vigintiquatuorpunctata (Linnaeus, 1758)

Subcoccinella vigintiquatuorpunctata (Linnaeus, 1758)
Cócinélido de la subfamilia fitófaga Epilachninae. Se trata de la única especie en la península ibérica del género Subcoccinella. Fue fotografiado en la sierra del Segura. Nunca lo he visto en la comarca del Záncara.
Presenta una forma muy redondeada y el exoesqueleto cubierto de una sutil pilosidad corta. Presenta toda la superficie corporal, antenas y patas incluidas, de color anaranjado. Sobre este tono uniforme destacan los ojos de color negro y los numerosos puntos negros de los élitros. Aunque su nombre hace referencia a 24 manchas elitrales, en muchos casos no se aprecian todas. Así en el ejemplar de la foto solo se cuentan 20 manchas con forma punteada. El tamaño de las manchas es irregular, con unas más grandes que las otras. En algunas ocasiones las manchas negras se fusionan formando manchas alargadas. Es de aspecto similar a Epilachna argus, se diferencia entre otras cosas por los puntos elitrales, las uñas y las plantas sobre las que se encuentran.
Esta especie se alimenta de un número amplio de plantas entre las que encontramos la alfalfa, el trébol, la Saponaria officinalis e incluso la patata y el nabo. Según Jiri Zahrdnik (en su “Guía de Coleópteros de España y de Europa”) suelen darse 2 generaciones anuales. La hembras ponen entre 200 y 300 huevos en las plantas nutricias y las larvas se alimentan de ellas situándose en el envés de las hojas.

23 oct. 2011

Scotopteryx peribolata (Hübner, 1817)

Macho.
Geométrido de la subfamilia Larentiinae de entre 24 y 33 cm. de envergadura alar. Está presente en la mancha conquense aunque parece poco abundante, al menos, en la comarca del Záncara.
El anverso de las alas anteriores y el cuerpo son de color pardo grisáceo. Una serie de bandas transversales anchas y oscuras (entre pardo amarillento y marrón oscuro) cruza las alas anteriores. La más distal de estas líneas oscuras es la más ancha y presenta una curvatura de convexidad hacia el margen con la forma de una semionda. Hay un pequeño punto oscuro en la celda del anverso de cada ala anterior. El anverso de las alas posteriores es de coloración uniforme, similar al fondo de las alas anteriores. El reverso de ambas alas es de coloración más clara.
Tiene una generación anual que vuela en los meses de septiembre y octubre.
Se han descrito como plantas nutricias especies de los géneros Cytisus, Genista y Ulex.

Eristalis similis (Fallén, 1817)

Trigonophora flammea (Esper, 1785)



Especie fotografiada fuera de la meseta sur. Corresponde a la sierra sur de Albacete.

Callicera spinolae (Rondani, 1844)


Sírfido poco común. Sólo lo he encontrado en los bosques de Quercus del Parque Nacional de Cabañeros

Ptilophorus dufouri (Latreille, 1817)



Especie cuya distribución dentro de Europa se limita a las penínsulas ibérica e itálica, así como Francia y las islas Canarias, Baleares y Cerdeña. También se ha citado en Hungría.
* Fuente: EU-NOMEN

Heliotaurus ruficollis (Fabricius, 1781)


Este escarabajo alecúlido que destaca por su pronoto rojo es muy común durante los días soleados de los meses de finales de primavera y verano, desplazándose de flor en flor para alimentarse.

Vespa crabro (Linnaeus, 1758)



Nuestro avispón ibérico. Ausente en la mayor parte de la meseta, puede observarse en zonas menos secas y más accidentadas geográficamente de la parte occidental. También por las sierras del sureste que se funden con Andalucía, aunque es más dificil encontrarlo. De tamaño formidable, no obstante, resulta más pequeño que sus gigantescos primos asiaticos.

Oedipoda caerulescens (Linnaeus, 1758)




Arriba un macho, abajo una hembra.

Mantis religiosa (Linnaeus, 1758)


Es la más robusta de las especies de mantodeos ibéricos. Las hembras son mayores que los machos (hasta 8cm.) y con el abdomen más voluminoso y con más segmentos abdominales (8 por 6 en los machos).
Posee una cabeza pequeña con dos grandes ojos compuestos y tres pequeños ocelos entre las dos antenas largas y filiformes. La cabeza es muy móvil, como en todas sus “primas”, lo que le dota de un gran campo visual. El protorax es alargado aunque ancho en comparación con otras especies como E. pennata. En la parte anterior de este segmento torácico se encuentra el par de patas especializado para la caza; con dos coxas largas y unos fémures y tibias que se articulan con un movimiento de pinza que sirve para atrapar a sus presas. Para mejorar este agarre ambos segmentos están dentados. En la cara anterointerna de las coxas encontramos dos manchas (una en cada pata) bien totalmente negras o bien blancas delimitadas con borde negro por encima y por debajo. En ocasiones también hay unos puntos blancos en la cara interna de las coxas del primer par de patas.
Los otros dos pares de patas tienen la estructura común de los insectos y tienen una función locomotriz. En estadío adulto, tienen dos pares de alas: el primero de la misma coloración que el resto del cuerpo sirve para proteger al otro par, el segundo, membranoso, traslúcido, sirve para volar. La habilidad para el vuelo está más desarrollada en los machos pues tienen que desplazarse para buscar a las hembras en la época de apareamiento, siguiendo el rastro de las feromonas que ellas emiten. Esto sucede a finales del verano y a principios del otoño. Cuando el macho localiza una hembra se aproxima cautelosamente por detrás e intenta acoplarse a ella. No obstante, con mucha frecuencia es decapitado por la hembra. Sin embargo, puede seguir apareándose sin cabeza, completando así la fecundación. Luego la hembra se lo come o se desprende de él. Algunos afortunados se salvan de tal destino aunque su ciclo vital no se extiende mucho tiempo más. Las hembras fecundadas depositan sus huevos en varios estuches (ootecas) que la hembra forma batiendo un líquido hasta darle una consistencia espumosa. Luego esta sustancia se endurece, adquiriendo la consistencia de la pasta de papel. Las burbujas atrapadas tienen una doble finalidad: por un lado proteger a los huevos de depredadores y por otro aislarlos del frío invernal. Procura esconderlos al abrigo, bajo piedras o leña. La hembra morirá con las primeras heladas.
Ooteca.
En primavera los huevos eclosionarán y la nueva generación de Mantis en estadio de ninfa hará su aparición. Cada ninfa, si logra sobrevivir a los peligros que la rodean, pasará por 6 mudas hasta alcanzar la madurez. La coloración de la vegetación del entorno en el momento de la última muda determinará el color de la Mantis adulta. Varía entre tonos pajizos, marrones y verdes.
Se alimentan de otros insectos y arácnidos que cazan con sus patas anteriores.

17 oct. 2011

Gonepteryx rhamni (Linnaeus, 1758)

Macho fotografiado en la sierra del segura.
Aunque la conocida comúnmente como limonera tiene, según todos los textos consultados, una distribución que incluye toda la península, a día de hoy puedo afirmar que nunca la he visto por la comarca. Para verla hay que desplazarse a zonas de mayor altitud como la serranía de Cuenca o la del Segura. Es un piérido grande, con una envergadura alar de entre 48 y 55 mm.
Existe al menos otra especie del género Gonepteryx en la península. Se trata de G. cleopatra y nunca la he visto. Ambas especies llaman a simple vista la atención por el aspecto recortado de sus alas con una marcada venación; así cuando se posa tiene el aspecto de una hoja.
Existe dimorfismo sexual siendo el tono de sus alas lo que permite distinguir a machos y hembras. El macho tiene una coloración amarillo limón (lo que le da el nombre común) tanto en el anverso como en el reverso, si bien el reverso es algo más apagado. La hembra es de una tonalidad blanquecina o blanca-verdosa. Ambos sexos presentan cuatro puntos naranjas, uno en la parte distal de la celda de cada ala. Los puntos de las alas posteriores son más grandes. En el reverso se pueden observar una serie de diminutos puntos negros (maculas) en la zona submarginal y en el margen, simulando pequeñas imperfecciones (zonas secas) de las hojas.
La oruga es de color verde intenso, lo que le permite camuflarse bien en las hojas. Tiene una delgada línea longitudinal de color amarillo pálido a cada lado. La crisálida es de una coloración similar a la oruga.
Es una especie univoltina. Vuela en una sola generación anual entre los meses de marzo y octubre aunque puede verse como imago todo el año ya que pasa el invierno como adulto. Estos ejemplares son los que se reproducirán en verano. Es una de las mariposas más longevas, pues vive casi un año.
La hembra deposita los huevos de uno en uno en el envés de las hojas de sus plantas nutricias: varias especies del género Rhamnus así como Frangula alnus.

Pieris rapae (Linnaeus, 1758)


Adulto. Primera generación (marzo).

Piérido de la subfamlia Pierinae conocido comúnmente como “blanquita de la col”. Tiene una envergadura alar de entre 40 y 50 mm. Es una especie muy común y extendida, muy parecida a simple vista a Pieris brassicae aunque de menor tamaño y con alguna otra diferencia morfológica. Es una especie polimorfa con variaciones en cuanto a la nitidez de las manchas y el color del reverso del ala posterior fundamentalmente.
El anverso es blanco con una manca negra o gris oscura (poco aparente en la imagen superior) en el ápice de cada ala anterior. El macho presenta una mancha negra o gris oscura en la zona postdiscal del ala anterior, mientras que la hembra además presenta una segunda mancha del mismo color cerca del margen interno del ala anterior, en la zona postdiscal. Esta segunda mancha puede aparecer débilmente sombreada en el macho. El ala posterior es blanca con una mancha negra junto a la costa a la altura transversal de la/s mancha/s del ala anterior. El reverso del ala anterior es blanco en ambos géneros con dos puntos negros a la altura de los situados en el anverso (tanto en el macho como en la hembra) y con el ápice de un tono más oscuro o amarillento, igual al que da color al reverso del ala posterior.
Los individuos de la primera generación suelen tener las manchas negras menos marcadas que los de generaciones siguientes:
Adulto. Última generación (octubre).

La oruga es de color verde con diminutos puntos negros y una línea de tono amarillo verdoso recorriendo longitudinalmente el dorso. Cada flanco tiene una serie de puntos amarillos alineados longitudinalmente. Está densamente cubierta por pelos muy cortos y blancuzcos.
Oruga.
Es una especie polivoltina que vuela entre los meses de marzo y octubre. Realiza la puesta huevo por huevo, colocando normalmente un huevo por planta, a diferencia deP. brassicae que los coloca en grupos. Inverna como pupa.
Su éxito y amplia distribución se debe, entre otras cosas, a su amplio espectro de plantas nutricias (principalmente Cruciferae) entre las que se encuentran distintas especies de brasicáceas cultivadas. Pueden constituir una plaga en estos cultivos infligiendo importantes daños. Puede ser parasitada por himenópteros del género Apanteles.

9 oct. 2011

Horvathiolus syriacus (Reuter, 1885)

Lixus vilis (Rossi, 1970)

Euxoa (Euxoa) temera (Hübner, 1808)

Cymbalophora pudica (Esper, 1785)


Erébido de la subfamilia Arctiinae de entre 35 y 42 mm. de envergadura alar. Está presente en la comarca a finales del verano y principios del otoño.
Tiene la cabeza negra separada del tórax por una “bufanda” de pelo anaranjado. El dorso del tórax es negro con dos líneas blancas longitudinales ligeramente oblicuas acercándose en la parte más dorsal. El abdomen es de color rojizo con manchas negras transversales en cada segmento abdominal. Cada mancha negra abdominal es mayor a medida que nos acercamos al extremo caudal, donde el abdomen es casi completamente negro.

El anverso de las alas anteriores es ajedrezado, con grandes manchas negras sobre fondo blanco. Las alas posteriores son blancas o rosadas, en ocasiones con algunas manchas negras submarginales.
Tiene dos generaciones anuales: entre mayo y junio la primera (de las que nunca he visto ningún imago) y entre septiembre y octubre la segunda (cuyos imagos parecen más fáciles de ver).
Las orugas de esta especie son muy comunes por nuestra zona, si bien en invierno están escondidas bajo la tierra o las piedras.
Las orugas son grises con abundantes pelos gruesos como púas y de coloración parda o amarillenta. En sus estadios finales las orugas muestran numerosas manchas negras en el dorso.Los flancos, cerca de las patas, son claros, al igual que la línea longitudinal que recorre la línea media del dorso.
Se alimenta de hierbas bajas como Taraxacum y muchas especies de gramíneas.



8 oct. 2011

Scaeva pyrastri (Linnaeus, 1758)

Eristalis arbustorum (Linnaeus, 1758)

2 oct. 2011

Dociostaurus jagoi occidentalis (Soltani, 1978)

Dolicharthria punctalis (Denis & Schiffermüller, 1775)


Crámbido de la subfamilia Spilomelinae. Tiene una envergadura alar de 15-25 mm.
Tiene una coloración uniforme. Hay ejemplares grisáceos e incluso rojizos, pasando por numerosos tonos pardos. El dorso de las alas anteriores puede estar dividido en 3 segmentos por dos líneas transversales, curvilíneas y algo más oscuras (la línea más cerca de la base puede ser casi inapreciable como en el ejemplar de la imagen. Cerca de la costa, proximalmente a la línea más cercana a la base, puede observarse una minúscula mancha clara (a veces ausente). Presenta una mancha blanca, bastante destacada, en forma de corazón con el vértice hacia basal cerca de la costa, en el segmento intermedio de cada ala anterior. El dorso del abdomen es del mismo tono que el dorso de las alas y los segmentos abdominales están claramente marcados por una delgada línea más clara. En las hembras el abdomen es más rechoncho y corto. En los machos es más delgado y alargado, extendiéndose mucho más allá del ángulo anal de las alas.
Como plantas nutricias se han descrito Lotus, Trifolium, Plantago, etc.
Los imagos vuelan en verano. Solo lo he visto en septiembre por la zona.

Udea ferrugalis (Hübner, 1796)

Compsoptera jourdanaria (Serres, 1826)


Geométrido de la subfamilia Ennominae. Tiene una envergadura alar de 30-36 mm. en los machos y 29-39 mm. en las hembras. Está descrita por la mitad mediterránea de la península. No parece muy común por la zona y siempre la he visto en la primera semana del mes de octubre.
No tiene la habitual forma de colocar las alas de los geométridos en reposo. En lugar de dejarlas planas se elevan como una tienda de campaña. El macho tiene antenas plumosas. La hembra tiene antenas filiformes.
El anverso de las alas anteriores tiene una coloración críptica con distintos tonos pardos oscuros y manchas blancas. Podría decirse tiene el dibujo de una sierra, convexa distalmente, con los dientes apuntando distalmente. El dibujo aserrado es marrón oscuro y está bordeado distalmente por el mismo dibujo en blanco. Las puntas de la “sierra” blanca se continúa con una delgada línea blanca en dirección distal coincidiendo con la venación. El anverso de las alas posteriores es de coloración uniformemente clara.
Vuela normalmente entre los meses de octubre y noviembre (al menos por nuestra comarca). Vuela en una sola generación. No obstante se han observado ejemplares adultos en casi cualquier época del año.
Se ha descrito como planta nutricia principal la especie Santolina rosmarinifolia. No obstante también se han descrito especies de los géneros Thymus y Dorycnium.

24 sept. 2011

Capnodis tenebrionis (Linnaeus, 1761)

Anthaxia hungarica (Scopoli, 1772)

Precioso bupréstido con cierta variación en la coloración pero siempre metálica, iridiscente, con más frecuencia de predominio verde. La cabeza está en buena parte encajada en el protórax y los ojos se encuentran muy próximos entre sí en el vértex. El protórax es más ancho que largo. Frecuentemente encontramos dos líneas paralelas rojas en los laterales del pronoto, lateralmente a otro par de líneas oscuras. También es frecuente ver marcas rojas sobresaliendo lateralmente a los élitros con una mancha blanca cefálica a la roja. Los adultos son florícolas pero sus larvas se alimentan de madera muerta de árboles del género Quercus, especialmente del roble.

Selidosema plumaria (Denis & Schiffermüller, 1775)

Macho. El dibujo de las alas está muy deteriorado.

Geométrido de la subfamilia Ennominae de entre 30 y 35 mm. de envergadura alar. Solo lo he visto en una ocasión, en El Provencio (Cuenca).
La coloración tanto del cuerpo como del anverso de las alas varía entre distintos tonos de grises, pardos y ocres. También he visto imágenes de ejemplares blanquecinos. La zona marginal del anverso de las alas anteriores es más oscuro (no apreciable en el ejemplar de la imagen porque tiene el dibujo muy gastado). Suele tener unas manchas negras y alargadas en la costa de las alas anteriores que a los ejemplares de coloración ocre les dan un aspecto atigrado. El margen de las alas posteriores también es más oscuro que el resto del ala pero no suele resaltar tanto como en las alas anteriores.
No he encontrado información sobre su ciclo biológico o sus plantas nutricias. El ejemplar que fotografié lo vi en septiembre.

Hesperophanes sericeus (Fabricius, 1787)

Cerambícido grande de distribución mediterránea. Tiene forma alargada Presenta una coloración parda en cabeza, pronoto y élitros. Los ojos tienen una línea transversal anaranjada que atraviesa el ojo aunque no completamente. Las largas antenas tienen 11 artejos de longitud desigual. El primer artejo es ancho y robusto, el segundo es diminuto, el tercero alargado y el cuarto de nuevo más corto, aunque no tanto como el segundo. El resto presentan una longitud similar entre sí. Los artejos están cubiertos de densa pubescencia blanquecina, con pelos cortos. También aparece una pubescencia blanquecina densa cubriendo las patas. Los pelos cortos que recubren cabeza, pronoto y élitros son menos densos y en muchos casos dejan ver la coloración de la superficie del exoesqueleto. En otros individuos los pelos del dorso son tan densos como los de las patas y le dan al escarabajo un aspecto general blanquecino. El escudete es blanco. Los élitros pardos tienen múltiples puntos negros. También el pronoto. El extremo del abdomen no está cubierto por los élitros.

Phorancantha semipunctatum (Fabricius, 1775)

¿Y este qué pinta aquí? Me formulo esta pregunta dado que este cerambícido, azote de los eucaliptos, especie invasora que se coló al importar dicho árbol (que también podría llamarse invasor), apareció una noche de verano en las afueras del pueblo a la luz de una farola. Y es que no solo este animalillo no es típico de nuestra península, sino que ni siquiera hay eucaliptos a cientos de kilómetros a la redonda del lugar donde apareció. Ésto me hace plantearme dos opciones: o bien vino oculto en madera de uso industrial que pasó por la zona o que está en la zona o bien se alimenta también de otras maderas. Los expertos nos podrían arrojar un poco de luz. El caso es que el bicho es llamativo. De tamaño medio y largas antenas, parece tener una coloración poco variable lo que nos ayudará a identificarlo. Sus largas antenas de color marrón-rojizo oscuro, llaman la atención por las espinas que tienen en la parte posterior del extremo distal de cada artejo, excepto en el primero y los últimos más finos. La cabeza es negra y más estrecha que el pronoto, también negro y cubierto por pelos blanco-amarillentos. El pronoto presenta dos pequeñas pero afiladas espinas una a cada lado, aproximadamente en la mitad del mismo. Presenta una superficie irregular en el pronoto y la mitad anterior de los élitros con hendiduras punteadas que desaparecen dejando lisa la superficie de la mitad posterior de los élitros. Los élitros son oscuros con unas manchas claras de color amarillo-oscuro hacia la mitad de los mismos. La mancha más posterior recorre los élitros transversalmente y marca la zona en la que la superficie de los élitros se vuelve lisa. En el extremo inferior, aparecen dos puntos claros, de color amarillento, uno en cada élitro. Las patas son largas, de color pardo-rojizo en fémures y tibias y con los artejos de aspecto más claro al estár densamente cubiertos de pequeños pelos.

Nustera distigma (Charpentier, 1825)

Este cerambícido mide algo más de un centímetro. Aunque está presente en la meseta sur, nunca lo he visto en la comarca del Záncara. La foto fue tomada en la provincia de Ciudad Real. Su aspecto es alargado con cabeza y pronoto estrechos y el extremo caudal de los élitros más estrecho que los “hombros”. En la imagen podemos ver su coloración más frecuente con cabeza, antenas y pronoto negros, élitros rojos con extremo negro y dos puntos negros (de dimensiones muy variables) en el dorso. Las patas presentan segmentos negros y otros rojos. Sin embargo, existen modificaciones en esta coloración tipo. Así hay ejemplares con puntos muy pequeños, otros con puntos tan grandes que incluso forman una franja negra, otros con los élitros negros y discretas franjas rojas laterales e incluso los hay completamente negros (incluidas patas). Se trata de una especie de distribución béticorrifeña, llegando hasta el sur de Francia por el norte y hasta Marruecos y Argelia por el sur. Los adultos son florícolas y frecuentan diversas umbelíferas. Las larvas se encuentran en conníferas aunque también se han citado en Quercus sp.

Iberodorcadion uhagonii (Pérez-Arcas, 1868)

Cerambícido muy peculiar cuya distribución se limita a las provincias del sistema ibérico (fotografiado en la serranía conquense). Habita tanto en zonas montañosas como en áreas esteparias de menor altitud. Los adultos aparecen entre marzo (como el de la imagen) y mayo. Las puestas de huevos se producen entre la segunda quincena de mayo y la primera de junio. El ciclo larvario presenta una media de 323 días con gran variación entre unos y otros ejemplares. Existe gran diversidad morfológica en esta especie, variando entre ejemplares casi albinos hasta otros de color pardo oscuro, con bandas claras marcadas. Para una información detallada de los cerambícidos del género Iberodorcation consultar el siguiente enlace: http://entomologia.rediris.es/iberodorcadion/BolSEA40_Iberzonacentral.pdf

Hylotrupes bajulus (Linnaeus, 1758)




Conocida vulgarmente como carcoma gigante, este cerambícido fue durante años, antes de la aparición de productos con los que impregnar la madera, el azote de las maderas empleadas en construcción. Muy extendido. Su larva se desarrolla sobre la madera de coníferas (como el pino). Se trata de un gusano blanco y globuloso dotado únicamente de 2 mandíbulas, no tiene patas. Esta larva vive bajo la superficie de la madera , donde realiza también la celda pupal. La duración del desarrollo es de 2 años y el imago abandona la madera a través de un orificio elíptico. El imago presenta cierta variabilidad entre ejemplares. Así su coloración puede variar entre el pardo y el negro con una pilosidad blanca grisácea que se vuelve más densa en una banda transversal delante y detrás del centro de los élitros. Las antenas son del mismo color que el resto del insecto y su longitud no supera la de la mitad del cuerpo. El pronoto es acorazonado, con una línea central lisa y la base más oscura (por tener menos pelos) con un dibujo en forma de dos pequeños cuernos en los laterales hacia la cabeza (dibujo también formado por la menor densidad de pelos de la zona). Los fémures de las patas son robustos. Las hembras disponen de un pronoto más ancho y un tubo ovopositor muy extendido. Algunos ejemplares presentan los élitros pardos y la cabeza y el pronoto negro. En las imágenes podemos ver todos sus estadíos. Arriba el imago, en medio la crisálida y abajo la larva. La larva se alimenta en la madera, allí hace la crisálida y luego sale a la superficie como imago. El ejemplar de la imagen se desarrolló dentro de un pino muerto.