22 jul. 2011

Oryctes (Oryctes) nasicornis grypus (Illigier, 1803)

Hembra.



Macho.
Es el único miembro del género Oryctes en la península ibérica.  Concretamente la subespecie O. nasicornis grypus, a la que pertenecen las imágenes. Es además el dinástido más grande que podemos encontrar por la zona. Su tamaño es relativamente variable aunque siempre supera los 25mm de longitud y llega a los 45mm.
La diferencia entre ambos sexos es clara, basta con echarle un vistazo a la cabeza y el pronoto. Son escarabajos robustos con cuerpo ancho y exoesqueleto muy duro. La coloración del dorso tiene reflejos carmesí oscuro o pardos, más claros u oscuros según la iluminación y los ejemplares. La parte inferior del cuerpo (sin contar las patas) tiene abundantes pelos anaranjados que se suelen ir cayendo con el tiempo. En la cabeza ambos sexos presentan una protuberancia frontal muy discreta en el caso de las hembras y muy grande en los machos. Las antenas tienen 10 artejos, los tres últimos alargados pueden estar recogidos o desplegados formando una especie de tridente.
El pronoto de las hembras muestra unas  hendiduras centradas que unen en la línea media y no llegan al margen lateral. El pronoto del macho tiene una gran protuberancia en la parte más caudal que asemeja a una gran ola rompiendo hacia delante. La parte anterior del pronoto es cóncava y la posterior a esta prominencia  es convexa. Los élitros tienen un aspecto liso y brillante. Hay una pequeña línea longitudinal, formada por diminutos puntos, a cada lado de la sutura elitral. Las tibias de las patas anteriores están engrosadas y aserradas por la cara caudal.
Pese al aspecto pesado y tosco de estos escarabajos tienen unas potentes alas que les permiten volar, aunque es casi tan torpe volando como caminando por el suelo. Cuando vuelan hacen un ruido similar al de un gran abejorro.
Larva de Scarabeoidea sin especificar. El aspecto de la larva de O. nasicornis es muy parecido.
Las larvas son bastante grandes llegando a los 12 cm. El cuerpo es de color blanco. La cabeza es parda, las patas son anaranjadas o amarillentas y el extremo caudal es de color oscuro, pues se observan los restos de la digestión. Suelen adoptar una posición encorvada cuando no están activas. Viven ocultas bajo tierra o en la madera podrida. Se alimentan de materia vegetal en descomposición. El periodo larvario oscila entre los 2 y los 4 años dependiendo de las condiciones ambientales ya que pueden permanecer en estado de diapausa si estas son muy adversas. Normalmente no se alimentan de madera viva aunque algunos autores han citado daños en raíces de algunas especies si bien no parece confirmado que O. nasicornis sea el responsable.
Los imagos se observan a partir de junio hasta agosto. Son de actividad nocturna y solo viven unos meses. Su ciclo de imago está dirigido prácticamente sólo a la función reproductora. Su exoesqueleto es tan duro que los ejemplares muertos pueden parecer intactos mucho tiempo después.
Tiene una gran variedad de depredadores entre los que se encuentran rapaces nocturas  y diurnas, urracas, abubillas, alcaudones, grandes lagartos y algunos mamíferos.
Es parasitado por la enrome avispa Scolia flavifrons.

No hay comentarios:

Publicar un comentario