24 sept. 2011

Capnodis tenebrionis (Linnaeus, 1761)

Anthaxia hungarica (Scopoli, 1772)

Precioso bupréstido con cierta variación en la coloración pero siempre metálica, iridiscente, con más frecuencia de predominio verde. La cabeza está en buena parte encajada en el protórax y los ojos se encuentran muy próximos entre sí en el vértex. El protórax es más ancho que largo. Frecuentemente encontramos dos líneas paralelas rojas en los laterales del pronoto, lateralmente a otro par de líneas oscuras. También es frecuente ver marcas rojas sobresaliendo lateralmente a los élitros con una mancha blanca cefálica a la roja. Los adultos son florícolas pero sus larvas se alimentan de madera muerta de árboles del género Quercus, especialmente del roble.

Selidosema plumaria (Denis & Schiffermüller, 1775)

Macho. El dibujo de las alas está muy deteriorado.

Geométrido de la subfamilia Ennominae de entre 30 y 35 mm. de envergadura alar. Solo lo he visto en una ocasión, en El Provencio (Cuenca).
La coloración tanto del cuerpo como del anverso de las alas varía entre distintos tonos de grises, pardos y ocres. También he visto imágenes de ejemplares blanquecinos. La zona marginal del anverso de las alas anteriores es más oscuro (no apreciable en el ejemplar de la imagen porque tiene el dibujo muy gastado). Suele tener unas manchas negras y alargadas en la costa de las alas anteriores que a los ejemplares de coloración ocre les dan un aspecto atigrado. El margen de las alas posteriores también es más oscuro que el resto del ala pero no suele resaltar tanto como en las alas anteriores.
No he encontrado información sobre su ciclo biológico o sus plantas nutricias. El ejemplar que fotografié lo vi en septiembre.

Hesperophanes sericeus (Fabricius, 1787)

Cerambícido grande de distribución mediterránea. Tiene forma alargada Presenta una coloración parda en cabeza, pronoto y élitros. Los ojos tienen una línea transversal anaranjada que atraviesa el ojo aunque no completamente. Las largas antenas tienen 11 artejos de longitud desigual. El primer artejo es ancho y robusto, el segundo es diminuto, el tercero alargado y el cuarto de nuevo más corto, aunque no tanto como el segundo. El resto presentan una longitud similar entre sí. Los artejos están cubiertos de densa pubescencia blanquecina, con pelos cortos. También aparece una pubescencia blanquecina densa cubriendo las patas. Los pelos cortos que recubren cabeza, pronoto y élitros son menos densos y en muchos casos dejan ver la coloración de la superficie del exoesqueleto. En otros individuos los pelos del dorso son tan densos como los de las patas y le dan al escarabajo un aspecto general blanquecino. El escudete es blanco. Los élitros pardos tienen múltiples puntos negros. También el pronoto. El extremo del abdomen no está cubierto por los élitros.

Phorancantha semipunctatum (Fabricius, 1775)

¿Y este qué pinta aquí? Me formulo esta pregunta dado que este cerambícido, azote de los eucaliptos, especie invasora que se coló al importar dicho árbol (que también podría llamarse invasor), apareció una noche de verano en las afueras del pueblo a la luz de una farola. Y es que no solo este animalillo no es típico de nuestra península, sino que ni siquiera hay eucaliptos a cientos de kilómetros a la redonda del lugar donde apareció. Ésto me hace plantearme dos opciones: o bien vino oculto en madera de uso industrial que pasó por la zona o que está en la zona o bien se alimenta también de otras maderas. Los expertos nos podrían arrojar un poco de luz. El caso es que el bicho es llamativo. De tamaño medio y largas antenas, parece tener una coloración poco variable lo que nos ayudará a identificarlo. Sus largas antenas de color marrón-rojizo oscuro, llaman la atención por las espinas que tienen en la parte posterior del extremo distal de cada artejo, excepto en el primero y los últimos más finos. La cabeza es negra y más estrecha que el pronoto, también negro y cubierto por pelos blanco-amarillentos. El pronoto presenta dos pequeñas pero afiladas espinas una a cada lado, aproximadamente en la mitad del mismo. Presenta una superficie irregular en el pronoto y la mitad anterior de los élitros con hendiduras punteadas que desaparecen dejando lisa la superficie de la mitad posterior de los élitros. Los élitros son oscuros con unas manchas claras de color amarillo-oscuro hacia la mitad de los mismos. La mancha más posterior recorre los élitros transversalmente y marca la zona en la que la superficie de los élitros se vuelve lisa. En el extremo inferior, aparecen dos puntos claros, de color amarillento, uno en cada élitro. Las patas son largas, de color pardo-rojizo en fémures y tibias y con los artejos de aspecto más claro al estár densamente cubiertos de pequeños pelos.

Nustera distigma (Charpentier, 1825)

Este cerambícido mide algo más de un centímetro. Aunque está presente en la meseta sur, nunca lo he visto en la comarca del Záncara. La foto fue tomada en la provincia de Ciudad Real. Su aspecto es alargado con cabeza y pronoto estrechos y el extremo caudal de los élitros más estrecho que los “hombros”. En la imagen podemos ver su coloración más frecuente con cabeza, antenas y pronoto negros, élitros rojos con extremo negro y dos puntos negros (de dimensiones muy variables) en el dorso. Las patas presentan segmentos negros y otros rojos. Sin embargo, existen modificaciones en esta coloración tipo. Así hay ejemplares con puntos muy pequeños, otros con puntos tan grandes que incluso forman una franja negra, otros con los élitros negros y discretas franjas rojas laterales e incluso los hay completamente negros (incluidas patas). Se trata de una especie de distribución béticorrifeña, llegando hasta el sur de Francia por el norte y hasta Marruecos y Argelia por el sur. Los adultos son florícolas y frecuentan diversas umbelíferas. Las larvas se encuentran en conníferas aunque también se han citado en Quercus sp.

Iberodorcadion uhagonii (Pérez-Arcas, 1868)

Cerambícido muy peculiar cuya distribución se limita a las provincias del sistema ibérico (fotografiado en la serranía conquense). Habita tanto en zonas montañosas como en áreas esteparias de menor altitud. Los adultos aparecen entre marzo (como el de la imagen) y mayo. Las puestas de huevos se producen entre la segunda quincena de mayo y la primera de junio. El ciclo larvario presenta una media de 323 días con gran variación entre unos y otros ejemplares. Existe gran diversidad morfológica en esta especie, variando entre ejemplares casi albinos hasta otros de color pardo oscuro, con bandas claras marcadas. Para una información detallada de los cerambícidos del género Iberodorcation consultar el siguiente enlace: http://entomologia.rediris.es/iberodorcadion/BolSEA40_Iberzonacentral.pdf

Hylotrupes bajulus (Linnaeus, 1758)




Conocida vulgarmente como carcoma gigante, este cerambícido fue durante años, antes de la aparición de productos con los que impregnar la madera, el azote de las maderas empleadas en construcción. Muy extendido. Su larva se desarrolla sobre la madera de coníferas (como el pino). Se trata de un gusano blanco y globuloso dotado únicamente de 2 mandíbulas, no tiene patas. Esta larva vive bajo la superficie de la madera , donde realiza también la celda pupal. La duración del desarrollo es de 2 años y el imago abandona la madera a través de un orificio elíptico. El imago presenta cierta variabilidad entre ejemplares. Así su coloración puede variar entre el pardo y el negro con una pilosidad blanca grisácea que se vuelve más densa en una banda transversal delante y detrás del centro de los élitros. Las antenas son del mismo color que el resto del insecto y su longitud no supera la de la mitad del cuerpo. El pronoto es acorazonado, con una línea central lisa y la base más oscura (por tener menos pelos) con un dibujo en forma de dos pequeños cuernos en los laterales hacia la cabeza (dibujo también formado por la menor densidad de pelos de la zona). Los fémures de las patas son robustos. Las hembras disponen de un pronoto más ancho y un tubo ovopositor muy extendido. Algunos ejemplares presentan los élitros pardos y la cabeza y el pronoto negro. En las imágenes podemos ver todos sus estadíos. Arriba el imago, en medio la crisálida y abajo la larva. La larva se alimenta en la madera, allí hace la crisálida y luego sale a la superficie como imago. El ejemplar de la imagen se desarrolló dentro de un pino muerto.

Certallum ebulinum (Linnaeus, 1767)

Agapanthia irrorata (Fabricius, 1787)

Agapanthia annularis (Olivier, 1795)

Este cerambícido de la subfamilia Lamiinae puede verse a finales de la primavera en estado adulto, en torno a cierto tipo de cardos, de los que se alimenta, especialmente de los géneros Cynara, Scolimus y Carduus. Presenta una coloración parda, más oscura en cabeza y pronoto y más clara en el extremo de los élitros. Tiene dos largas antenas de 11 artejos. El primer artejo es negro y el resto son amarillos en la base y negros en el extremo. Presenta dos líneas amarillas longitudinales en el pronoto, una en cada lateral. Tiene una pequeña marca amarilla a la altura del escudete. Las patas son amarillas, salvo el extremo del tarso y las uñas que son negras.

11 sept. 2011

Agrotis segetum (Denis et Schiffermüller, 1775)


Noctuido de la subfamilia Noctuinae de tamaño muy variable (entre 27 y 43 mm. de envergadura alar).
La coloración es muy variable aunque predominan los ejemplares de coloración parda clara. Tiene un vistoso penacho de pelos en el dorso del tórax. El anverso de las alas anteriores muestra claramente los estigmas, rellenos de coloración grisácea, especialmente los reniformes. También suele aparecer el margen de coloración grisácea. Las alas posteriores son blancas.
Vuela en una sola generación anual en un amplio periodo de tiempo (entre mayo y noviembre).
Sus orugas se alimentan de las hojas y raíces de hierbas y plantas bajas (gramineas).

Agrotis crassa (Hübner, 1803)



Noctuido de la subfamilia Noctuinae de entre 40 y 48 mm. de envergadura alar. También conocido como A. bigramma.
La coloración del anverso de las alas anteriores incluye tonos pardos claros y oscuros. Se observan dos líneas dobles (formadas cada una por dos líneas negras separadas por una línea parda clara) oscuras, con forma de sierra, dividiendo cada ala en tres partes. En el segmento intermedio se encuentran los tres estigmas que se distinguen con claridad.
Las alas posteriores son claras, con el margen sombreado en las hembras.
Vuela en una generación anual en verano. La he visto en los meses de agosto y septiembre.
Las orugas se alimentan de las raíces de hierbas y plantas bajas.

Charissa (Costignophos) pullata (Denis & Schiffermüller, 1775)


Gran geométrido. Fotografiado en el suroeste del sistema ibérico.

Scotopteryx bipunctaria (Denis & Schiffermüller, 1775)

Triodia sylvina (Linnaeus, 1761)



Fotografiada en el sistema ibérico.

Protaetia (Netocia) morio (Fabricius, 1781)

Tentyria platyceps (Stevens, 1829)

Se trata del otro miembro del género Tentyria presente en la fauna comarcal (junto a T. peiroleri, más frecuente). La distinción entre ambas especies es compleja. Según Viñolas para la identificación de Tentyria platyceps es una clave: “Protórax casi tan ancho como los élitros. Punteado del mismo prácticamente borrado.” Así que quizá la anchura relativa del pronoto pueda ser útil para distinguir a simple vista ambas especies.

Tentyria peiroleri (Solier, 1835)

Este tenebriónido de la subfamilia Pimeliinaees relativamente abundante en la comarca del Záncara. Puede verse correteando de día por el suelo, especialmente en terrenos arenosos y campos de labranza. El género Tentyria (formado por unas 17 especies en la península ibérica) resulta un tanto complejo (como el género Pimelia) y hay cierta polémica a la hora de distinguir o reconocer la separación de algunas especies. Personalmente no sé distinguir a simple vista T. peiroleri de T. platyceps, mucho menos común, pero también presente en la zona. Por lo que la distribución no permite distinguir ambas especies en la zona. Como clave externa Viñolas da para T. peiroleri: “dimorfismo sexual de las tibias anteriores apenas manifiesto”. Poca información para aventurarse a identificar. La distribución de T. peiroleri incluye el centro peninsular y el litoral levantino.

Hesperia comma (Linnaeus, 1758)


Fotografiada en el suroeste del sistema ibérico, fuera de la meseta sur.

10 sept. 2011

Calephorus compressicornis (Latreille, 1804)

Thea vigintiduopunctata (Linnaeus, 1758)

Thea vigintiduopunctata (Linnaeus, 1758)
Pequeño coccinélido de la subfamilia Coccinellidae y la tribu Halyziini. La foto fue realizada en la provincia de Ciudad Real, nunca la he visto en la comarca del Záncara.
Conocida vulgarmente como mariquita de 22 puntos este devorador de hongos de la familia Erysiphaceae se caracteriza por su coloración amarilla con múltiples puntos negros. Aunque el tono amarillo es variable, el ejemplar de la foto presenta una de las variaciones más oscuras, siendo más frecuente un amarillo más vivo. Presenta la cabeza amarilla con dos puntos negros en la frente. Los ojos son negros. Las antenas son amarillas.  El pronoto es amarillo con cinco manchas en forma de punto. Cuatro de ellas forman un semicírculo alrededor de la quinta que se sitúa delante del escudete. El pequeño escudete es de color negro. Los élitros son amarillos con once manchas negras en forma de punto en cada uno de ellos. Las patas son amarillo-anaranjadas.

Bustilloxia saturata (A. Bang-Haas, 1906)

Helianthocampa herculeana (Rambur, 1840)




Arriba el imago, abajo su oruga.

Chrysotoxum intermedium (Meigen, 1822)

Eristalinus aeneus (Scopoli, 1763)

3 sept. 2011

Blaps lusitanica (Herbst, 1799)


El más común de los escarabajos del género Blaps por la zona. Es muy similar a Blaps hispanica. A diferencia de esta especie, el macho de B. lusitanica no presenta un mechón de pelo anaranjado entre el primer y el segundo esternito abdominal. Las hembras de ambas especies son muy parecidas. Su tamaño varía entre 25 y 31 mm. El mucrón elitral es largo y con terminación paralela. Los fémures no son aserrados como en B. gigas. Existen destricas tres subespecies de B. lusitanica: B. ceballosi, B. mequignoni, B. españoli.

Scaurus punctatus (Fabricius, 1798)


Akis acuminata (Fabricius, 1787)


Tenebriónido muy común y extendido por la zona, perteneciente a la subfamilia Pimeliinae y a la tribu Akidini (Solier, 1836). El género Akis, es un amplio género de tenebriónidos relativamente grandes, negros y glabros. Aunque es la genitalia determinante para distinguir las especies con facilidad, se han dado otras pautas externas al parecer bastante fiables, entre las que destacan la forma y el número de los pliegues subcostiformes elitrales y los detalles del pronoto. Como texto de referencia para la actualización taxonómica del género Akis y algunas claves para la identificación de especies ibéricas sugiero el texto: “Julio Ferrer, Juan Carlos Martínez Fernández & Alejandro Castro Tovar. APORTACIÓN AL CONOCIMIENTO DEL GÉNERO AKIS HERBST, 1799 (COLEOPTERA, TENEBRIONIDAE, PIMELIINAE)” publicado en el Boletín de la Sociedad Entomológica Aragonesa, en el número 43 (2008); sugiero especialmente echar un vistazo a la página 165 (Figuras 45-56) donde se muestra de forma muy gráfica las diferencias entre las distintas especies del género Akis desde una toma cenital. Así podemos afirmar que la especie que nos ocupa en esta página, Akis acuminata, tiene un solo pliegue subcostiforme en la parte marginal de cada élitro, por lo que el aspecto de los élitros es el más simple de todo el género, sin prominencias ni divisiones adicionales. Suele pasar el día oculto, bajo piedras o troncos podridos, en ocasiones en grupos. Es fácil encontrarlos por la noche paseando por las afueras del pueblo en busca de alimento y quizá de pareja. Share this:

Lygus adspersus (Schilling, 1837)

cf

Pequeño mírido de la subfamilia Mirinae. Es atraído fácilmente por la luz de noche con el buen tiempo.
No he encontrado las claves para identificación de esta especie (que parece que fueron descritas por Kerzhner en 1984) Si he visto que algún autor la cuestiona como especie distinta de Lygus gemellatus gemellatus. En fin, pasaré a dar una descripción de los ejemplares que me han identificado como tal.
A simple vista destaca una coloración verdosa-amarillenta con un escudete llamativo: amarillo. En el pronoto suelen haber 4 manchas: dos más marcadas en los ángulos posteriores y otras dos más pequeñas y a veces solo insinuadas situadas en la parte anterior alineadas más o menos con los ojos. La membrana es gris, con las venas de las células blancuzcas. Llaman la atención las manchas oscuras en forma anillada que presenta en la parte distal de los fémures de las patas; más destacadas en las patas posteriores.
El género Lygus está considerado perjudicial para la agricultura por su alimentació

Lygus pratensis (Linnaeus, 1758)


Aglaope infausta (Linnaeus, 1767)




En las imágenes una oruga y un macho adulto. Muchos ejemplares de esta especie se desarrollaron alimentándose de un almendro.

Zygaena fausta (Linnaeus, 1767)


Acrosternum millierei (Mulsant & Rey, 1866)