29 sept. 2013

Leptinotarsa decemlineata (Say, 1824)

Crisomélido de la subfamilia Chrysomelinae conocido comúnmente como “escarabajo de la patata”. Se trata de un insecto de amplia distribución mundial, que incluye casi toda la región templada del hemisferio norte (Norteamérica, Europa y Asia) y continúa extendiéndose. Esta expansión se debe al éxito de su principal fuente de alimento: la patata.
El escarabajo adulto tiene una longitud de unos 10 mm. Presenta una cabeza anaranjada con ojos negros y una mancha negra en la frente. Las antenas tienen los primeros artejos anaranjados y el resto oscuros. El pronoto es naranja, del mismo tono que la cabeza, con numerosas manchas negras entre las que destaca una en forma de V abierta hacia la cabeza cerca de la línea media (no cerrada en el individuo de la imagen superior). Los élitros son de color amarillo pálido y cada uno de ellos está surcado longitudinalmente por 5 líneas negras. El escudete y la sutura también son negros. Las patas presentan tibias y fémures de color naranja-rojizo salvo en las articulaciones entre ambos, que son de color negro. Los tarsos son negros y muy delgados, lo que les hace deambular apoyándolos en su totalidad. Cada pata acaba en 2 uñas. Vuelan (los élitros no están soldados y pueden abrirse para desplegar un par de alas ocultas bajo ellos).
Las larvas son inicialmente rojizas. Tienen un aspecto rechoncho y van adquiriendo una tonalidad más anaranjada conforme van creciendo. Tienen la cabeza negra, una línea negra transversal posterior a la cabeza y dos líneas de puntos negros paralelas entre sí, recorriendo longitudinalmente cada flanco.
Los huevos son alargados y son colocados en paquetes de entre 20 y 60 en el envés de las hojas de las plantas de patatas.

Los adultos pasan el invierno en diapausa enterrados en el suelo. En primavera, cuando la temperatura es la adecuada, emergen del suelo y comienzan a alimentarse de las hojas y las yemas de las plantas de la patata durante entre 5 y 10 días. Luego se reproducen. La hembra coloca numerosos paquetes de huevos como el de la foto en la parte inferior de las hojas. En pocos días (4-8) surgen las larvas, que se alimentan de las partes más tiernas de la planta. Las larvas pasan por cuatro estadios durante 10-20 días y luego descienden al suelo  y se entierran. Bajo la tierra pupan y tras 8-12 días vuelve a emerger una nueva generación de adultos. Los tiempos de su ciclo biológico están marcados por las temperaturas. En las zonas más cálidas pueden darse hasta 4 generaciones en un año si bien la fertilidad de las generaciones sucesivas desciende sensiblemente en relación a la primera anual.
Se alimenta fundamentalmente de las hojas de patata (Solanum tuberosum), pero también puede alimentarse de la berenjena (Solanum melongena) y del tomate (Lycopersicon esculentum). Se alimenta de las hojas, no de tubérculos ni frutos, aunque son muy voraces e infringen  graves daños a la planta.
Esta especie constituye una plaga para las plantaciones de patatas como ocurre con cualquier cultivo que artificialmente se extiende en dimensiones antinaturales. No resulta fácil su control pues desarrollan resistencia a los insecticidas químicos con relativa facilidad. En la actualidad se intentan desarrollar sistemas de control biológico basados en el uso de bacterias u hongos que no dañen otros invertebrados depredadores ni tengan un negativo impacto medioambiental.

14 sept. 2013

Charaxes jasius (Linnaeus, 1767)

Este enorme ninfálido conocido vulgarmente como “el bajá”, “cuatro colas” o “mariposa del madroño”, es una auténtica rareza en la comarca. De hecho solo lo he visto una vez, en El Provencio, alimentándose en el mes de septiembre de los fluidos de ciruelas podridas. Su distribución peninsular se ciñe a las costas mediterránea y atlántica, el cuadrante suroccidental y el valle del Ebro. Es un ninfálido anormalmente grande, su tamaño de hasta 85 mm de envergadura alar en las hembras es más propio de los papiliónidos que de los ninfálidos. Es la mariposa más grande de la península ibérica y la única especie de la subfamilia Charaxinae en ella. Presenta el anverso de las alas de color pardo oscuro con la zona marginal anaranjada en las cuatro alas, aclarándose en dirección al ángulo anal de las alas posteriores. En las alas anteriores puede haber una segunda línea anaranjada, mucho más discreta y delgada, proximalmente a la marginal o solo unas manchas en la costa cerca del ápice. En el anverso de las alas posteriores pueden observarse cuatro pequeños puntos claros azulados en cada ala, alineados hacia el ángulo anal. La franja naranja del ala posterior tanto en el anverso como el reverso está bordeada por una fina línea negra. En cada ala posterior aparecen dos prolongaciones a modo de “colas”, como puede observarse en la foto. El reverso es mucho más colorido con un aspecto de camuflaje con tonos pardos, grises y blancos en las zonas basales. Luego aparece una línea blanca que recorre la mariposa desde la costa del ala anterior hasta el margen interno del ala posterior. Lateralmente aparece otra línea con varios tonos pardos con la misma distribución. Finalmente, al igual que en el anverso, todo el margen del reverso lo forma una línea anaranjada. Hay un pequeño ocelo en el ángulo anal del reverso de cada ala posterior. El tórax es pardo oscuro por su cara dorsal y de los colores del anverso de las alas (pardo, blanco y gris) en la cara ventral. Su oruga tiene un aspecto característico. Es de color verde con una cabeza que presenta 4 “cuernos” acabados en color pardo rojizo. Los laterales de la cabeza son amarillentos. En el dorso de las orugas más viejas suelen aparecer dos ocelos colocados longitudinalmente. En el extremo caudal hay otros dos “cuernos” más pequeños que los de la cabeza. Las pupas son verdes. Es una especie bivoltina con una primera generación en junio y una segunda que vuela entre agosto y octubre. Su planta nutricia por excelencia es el madroño (Arbustus unedo). Sin embargo parece adaptarse a otras plantas como Osyris quadripartita , Vaccinium o Laurus. Como adulto parece tener una atracción especial por la fruta en descomposición e incluso cadáveres.

Hyponephele lycaon (Rottemburg, 1775)

Ninfálido de la subfamilia Satyrinae conocido vulgarmente como “lobito”. Su distribución por la península no está muy clara y varía mucho según el texto consultado. En la comarca es abundante en puntos muy concretos. Tiene una envergadura alar de 36-40 mm. y existe diferencia en cuanto al aspecto del macho y la hembra. Dentro del polimorfismo de esta especie podemos decir que en general ambos sexos presentan el anverso de ambas alas pardo y el reverso pardo en las alas posteriores, costa y margen de alas anteriores y naranja en el resto de alas anteriores. Los ocelos distinguen ambos sexos. El macho presenta un ocelo discreto, generalmente sin pupila, cerca del ápide de las alas anteriores . A la misma altura, más marcado y con pupila, presenta el ocelo en el reverso de cada ala anterior. La hembra presenta 2 ocelos negros más marcados y rodeados de un aro naranja en el anverso del ala anterior. Los dos ocelos también están presentes en el reverso de las alas anteriores de las hembras. Especie univoltina. Pasa el invierno como oruga. Los adultos vuelan entre julio y septiembre. La oruga, de color verde, se alimenta de gramíneas.

Pyronia tithonus (Linnaeus, 1767)

Ninfálido de la subfamilia Satirinae conocido comúnmente como “lobito agreste”. Tiene una envergadura alar de 36-40 mm. Está distribuida por toda la península ibérica y está presente en nuestra comarca en los meses más calurosos, revoloteando a la sombra de los árboles. Aunque es menos común por aquí que las otras dos especies del mismo género. Aún no he logrado fotografiarla bien con las alas abiertas. El anverso de las alas, como las otras 2 especies de su género es naranja ribeteado de pardo oscuro y con un ocelo negro cerca del ápice de cada ala anterior, con doble pupila blanca. El macho y la hembra se diferencian por la presencia de la androconia en el macho. El macho de P. tithonus se diferencia de los machos de P. cecilia y P. bathseba, en que la androconia de P. tithonus es más estrecha y se limita a la zona discal, dejando la zona basal libre, aunque pueda presentar algo de escamación oscura. La hembra se identifica en el anverso por la ausencia de mancha basal oscura en el ala anterior.
El reverso es de tonos variables entre unos individuos y otros. En general el ala anterior es anaranjada con margen y costa con tonos que varían entre el pardo oscuro y el gris amarillento. Tiene un ocelo negro con doble pupila blanca cerca del ápice. El ala posterior es del mismo tono que el margen y la costa de ala anterior con áreas más claras cruzando parcialmente el ala en dirección transversal. La clave del reverso de esta especie está en sus ocelos de las alas posteriores. Mientras que P. bathseba presenta vistosos ocelos y P. cecilia no muestra ninguno, los de Pyronia tithonus están presentes pero son muy discretos. Pueden ser cuatro o cinco diminutos puntos blancos rodeados o no por circunferencia negra. Los ejemplares de nuestra zona solo tienen diminutos puntos blancos como los de la imagen:
Para más información sobre la identificación de las 3 especies del género Pyronia de la península consultar: taxoficha BV. Especie univoltina que vuela entre julio y mediados de septiembre por la comarca del Záncara (como siempre con pequeñas modificaciones según la climatología anual). Deposita los huevos de uno en uno sobre las plantas nutricias o los deja caer al suelo. Pasa el invierno como oruga. La oruga se alimenta de gramíneas como Phleum pratense, Agrostis capillaris, Agrostis canina, Brachypodium phoenicoides, Poa annua, Poa trivialis, Poa nemoralis, etc.