29 sept. 2013

Leptinotarsa decemlineata (Say, 1824)

Crisomélido de la subfamilia Chrysomelinae conocido comúnmente como “escarabajo de la patata”. Se trata de un insecto de amplia distribución mundial, que incluye casi toda la región templada del hemisferio norte (Norteamérica, Europa y Asia) y continúa extendiéndose. Esta expansión se debe al éxito de su principal fuente de alimento: la patata.
El escarabajo adulto tiene una longitud de unos 10 mm. Presenta una cabeza anaranjada con ojos negros y una mancha negra en la frente. Las antenas tienen los primeros artejos anaranjados y el resto oscuros. El pronoto es naranja, del mismo tono que la cabeza, con numerosas manchas negras entre las que destaca una en forma de V abierta hacia la cabeza cerca de la línea media (no cerrada en el individuo de la imagen superior). Los élitros son de color amarillo pálido y cada uno de ellos está surcado longitudinalmente por 5 líneas negras. El escudete y la sutura también son negros. Las patas presentan tibias y fémures de color naranja-rojizo salvo en las articulaciones entre ambos, que son de color negro. Los tarsos son negros y muy delgados, lo que les hace deambular apoyándolos en su totalidad. Cada pata acaba en 2 uñas. Vuelan (los élitros no están soldados y pueden abrirse para desplegar un par de alas ocultas bajo ellos).
Las larvas son inicialmente rojizas. Tienen un aspecto rechoncho y van adquiriendo una tonalidad más anaranjada conforme van creciendo. Tienen la cabeza negra, una línea negra transversal posterior a la cabeza y dos líneas de puntos negros paralelas entre sí, recorriendo longitudinalmente cada flanco.
Los huevos son alargados y son colocados en paquetes de entre 20 y 60 en el envés de las hojas de las plantas de patatas.

Los adultos pasan el invierno en diapausa enterrados en el suelo. En primavera, cuando la temperatura es la adecuada, emergen del suelo y comienzan a alimentarse de las hojas y las yemas de las plantas de la patata durante entre 5 y 10 días. Luego se reproducen. La hembra coloca numerosos paquetes de huevos como el de la foto en la parte inferior de las hojas. En pocos días (4-8) surgen las larvas, que se alimentan de las partes más tiernas de la planta. Las larvas pasan por cuatro estadios durante 10-20 días y luego descienden al suelo  y se entierran. Bajo la tierra pupan y tras 8-12 días vuelve a emerger una nueva generación de adultos. Los tiempos de su ciclo biológico están marcados por las temperaturas. En las zonas más cálidas pueden darse hasta 4 generaciones en un año si bien la fertilidad de las generaciones sucesivas desciende sensiblemente en relación a la primera anual.
Se alimenta fundamentalmente de las hojas de patata (Solanum tuberosum), pero también puede alimentarse de la berenjena (Solanum melongena) y del tomate (Lycopersicon esculentum). Se alimenta de las hojas, no de tubérculos ni frutos, aunque son muy voraces e infringen  graves daños a la planta.
Esta especie constituye una plaga para las plantaciones de patatas como ocurre con cualquier cultivo que artificialmente se extiende en dimensiones antinaturales. No resulta fácil su control pues desarrollan resistencia a los insecticidas químicos con relativa facilidad. En la actualidad se intentan desarrollar sistemas de control biológico basados en el uso de bacterias u hongos que no dañen otros invertebrados depredadores ni tengan un negativo impacto medioambiental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario