26 nov. 2013

Zerynthia rumina (Linnaeus, 1758)

Zerynthia rumina (Linnaeus, 1758). Mes de mayo. El Provencio

Papiliónido de la subfamilia Parnassiinae, conocido comúnmente como “arlequín”. Es el más pequeño de los papiliónidos de la zona, con una envergadura alar de entre 38 y 46 mm.
Machos y hembras son similares. El cuerpo es negro con abundantes pelos claros. Los segmentos abdominales, especialmente los más caudales, tienen una mancha punteada amarilla a cada lado por la cara posterior. Por debajo de cada uno de estos puntos amarillos hay otro punto blanco, más lateralmente.
El anverso presenta un color amarillento, que puede ser desde blanquecino hasta amarillo intenso, con muchísimas manchas y líneas negras. Normalmente también pueden verse numerosos puntos rojos distribuidos tanto en las alas anteriores como en las posteriores.
Zerynthia rumina. Ejemplar sin manchas rojas (foto hecha en el parque nacional de Cabañeros). Es poco habitual que esta especie llegue al mes de junio, como ocurre con el ejemplar de la imagen. Puede observarse el gran desgaste de las alas.
El reverso es similar, aunque con los tonos oscuros algo más apagados.
Es una especie univoltina cuya única generación normalmente vuela entre los meses de marzo y mayo. Aunque su distribución incluye casi toda la península ibérica (excepto la cornisa cantábrica), es muy poco común en nuestra comarca. Verla es una rareza. Su oruga tiene una coloración que varía entre tonos pardos claros, grises y verdosos; si bien lo más llamativo en ella son sus múltiples apéndices carnosos (4 por segmento) con pelos negros y cortos. Pasa el invierno como crisálida.
Se alimenta de plantas del género Aristolochia en su fase de oruga. El carácter tóxico de estas plantas le sirve como mecanismo de defensa ante predadores pues acumula las sustancias tóxicas en su cuerpo. Pone los huevos de uno en uno en las hojas y pedicelos florales de sus plantas nutricias.

Zegris eupheme (Esper, 1804)

Piérido de la subfamilia Pierinae. Ésta preciosa mariposa es una rareza que apenas he visto en un par de ocasiones. Su distribución peninsular incluye ambas mesetas con incursiones hacia levante y el sur. Tiene una envergadura alar de 40-48 mm.
Resulta fácil de identificar si tenemos la fortuna de acercarnos lo suficiente como para observar sus dibujos. Tiene el cuerpo negro con abundante pilosidad clara. Las mazas de las antenas son blancas. Los ojos son de un tono amarillo-verdoso. Ambos sexos presentan un aspecto muy parecido. El anverso tiene el blanco como color fundamental, pero en las alas anteriores presenta una mancha negra en el borde distal de la celda, en forma de zig-zag. Además el ápice de cada ala anterior es de color negro o grisáceo (alternancia de escamas negras y blancas) y la mayoría de los individuos tiene una mancha anaranjada alargada transversalmente dentro de la mancha oscura del ápice. El anverso de las alas posteriores es totalmente blanco, aunque suele verse un débil sombreado gris que corresponde al dibujo del reverso.
El reverso de las alas anteriores es blanco con la misma mancha negra que se ve en el anverso. Sin embargo la mancha apical es de color amarillento. El reverso de las alas posteriores es también de color amarillento, con líneas y manchas grises (verdosas) más gruesas cerca de las bases y algunas manchas blancas.
La oruga tiene la cabeza amarilla. El cuerpo segmentado tiene un aspecto anillado en el que cada anillo lo forma una serie de “verrugas” negras grandes y pequeñas sobre un fondo grisáceo. El ejemplar de la foto tiene un tono claro en la separación entre estos anillos, sin embargo, lo más común es que la zona entre anillos de verrugas sea de color amarillo; salvo en los flancos, donde es blanquecino. Cada anillo de verrugas  presenta pelos cortos y blancos. Pasa el invierno como crisálida.
Vuela en una sola generación anual, entre los meses de mayo y junio. Prefiere zonas rocosas y áridas. 
Sus plantas nutricias son Hirschfeldia incana e Isatis tinctoria.