20 feb. 2016

Lymantria monacha (Linnaeus, 1758)

Lymantra monacha
Esta maravilla no está presente en la mancha conquense. La distribución de este lepidóptero nocturno de la familia Erebidae y de la subfamilia Lymantriinae llega a la mitad norte de la Península Ibérica.
A diferencia de L. dispar, el diforfismo sexual no es tan marcado en cuanto a la coloración de las alas, sí en los otros aspectos: forma de las antenas, tamaño (45-55 mm las hembras, 35-45 mm los machos) y volumen y coloración del abdomen (más abultado y rojizo en las hembras, menos abultado y de color gris negruzco en los machos).
La coloración del anverso de las alas es blanca, con numerosas manchas y líneas transversales negras en forma de zigzag. En los machos este dibujo suele estar más marcado. Hay una forma melánica en la que predomina el color gris en lugar del blanco aunque con el mismo patrón del dibujo de fondo.
Las orugas son negras en fases iniciales, luego su coloración se vuelve grisácea para finalmente mostrar unas manchas oscuras en el dorso. Se alimentan sobre todo de acículas de pino y abeto, aunque también puede afectar a robles y otras especies de árboles.
Tiene una generación anual.
Bibliografía:

Lymantria dispar (Linnaeus, 1758)

Lymantria dispar
Macho.
Lepidóptero nocturno de la familia Erebidae y la subfamilia Lymantriinae presente en la mancha conquense y conocida comúnmente como “lagarta” o “lagarta peluda”.
Existe un marcado dimorfismo sexual en la fase de imago, que se plasma, además de en la forma de las antenas, en el tamaño (hembra de 50-80 mm y macho más pequeño, de 39-46 mm). También en la coloración, pues la hembra tiene el anverso de las alas de color blanco con pequeñas manchas negras cerca de la costa (o bien una serie de líneas transversales zigzagueantes oscuras) mientras que el macho tiene el anverso de las alas de coloración parda con zonas más claras y oscuras, manchas en los estigmas reniforme y orbicular y líneas transversales en forma de zigzag. El cuerpo es mucho más voluminoso en las hembras. En cuanto al vuelo, en general no son buenos voladores pero la hembra es especialmente torpe y no suele alejarse mucho de la zona donde pupa para realizar la puesta, se sirve de feromonas para atraer a los machos.
Oruga I
La oruga es peluda, muy bonita, con un par de círculos coloreados en el dorso de cada segmento, los torácicos azules y los abdominales rojos.
Tiene una sola generación al año que varía según la zona y el clima. Los 4 machos que he visto en la zona, cada uno un año diferente, abarcan un período de 2 meses: julio y agosto.
La oruga se alimenta sobre todo en especies de Quercus  (suberilexfagineapyrenaica). Aunque en algunas zonas se ha documentado sobre Pinus radiata (Asturias y Galicia) y Pinus halepensis (Menorca).
Bibliografía:

15 feb. 2016

Xanthorhoe fluctuata (Linnaeus, 1758)

Xanthorhoe fluctuata (Linnaeus, 1758)


Geométrido de la subfamilia Larentiinae de entre 18 y 25 mm. de longitud. Presente en la comarca del Záncara.
Tiene el anverso de las alas de color claro con un tono que varía entre el blanco y distintos tonos de grises y pardos. En las alas tiene numerosas líneas onduladas. Destacan tres manchas oscuras en el ala anterior: una pequeña en la base, otra (la más grande) en forma de trapecio con la base más ancha en la costa y la tercera (pequeña) cerca del ápice, en la costa.
Tiene 2 generaciones al año entre verano y otoño. Yo la he visto en el mes de octubre (2ª generación).
Pasa el invierno como pupa. Las orugas se alimentan de numerosas especies de crucíferas.

Idaea lusohispanica (Herbulot, 1991)

Idaea lusohispanica (Herbulot, 1991)
Idaea lusohispanica (Herbulot, 1991)
Geométrido de la subfamilia Sterrhinae. Se trata de un endemismo ibérico, de ahí su nombre. Las fotos corresponden a especímenes encontrados en el Parque Nacional de Cabañeros. No la he visto por nuestra comarca.
Aunque hay formas más oscuras por lo general el reverso de las alas es de color blanco roto con multitud de diminutos puntos oscuros repartidos por las 4 alas. Tiene una  serie de líneas onduladas de coloración algo más oscura que el resto de las alas. Estas líneas son transversales a las alas y tienen continuidad entre las alas anteriores y posteriores. A lo largo del margen de todas las alas presenta una serie de pequeños puntos oscuros alineados justo antes de la salida de las fimbrias. En el anverso de cada ala, tanto anterior como posterior, suele observarse un punto oscuro más destacado.
No he encontrado información sobre su ciclo biológico.

Idaea ochrata (Scopoli, 1763)

Idaea ochrata (Scopoli, 1763)


Geométrido de la subfamilia Sterrhinae de entre 20-23 mm. de envergadura alar. Presente en la comarca del Záncara.
Presenta una coloración pardo amarillenta tanto en el cuerpo como en las cuatro alas. La coloración está alterada por una serie de líneas transversales onduladas de un tono ligeramente más oscuro al tono principal de las alas. Algunos ejemplares presentan un punto pardo oscuro en cada ala o bien solo en un par de ellas (anteriores o posteriores). El reverso es igual que el anverso.
Idaea ochrata (Scopoli, 1763)
Idaea ochrata (Scopoli, 1763)
Los ejemplares que he visto en forma adulta volaban en los meses de junio o julio. Pasa el invierno como oruga.
Entre sus plantas nutricias encontramos gramíneas como el trébol (Trifolium).

Oenopia lyncea (Olivier, 1808)

Pequeño coccinélido de la subfamilia Coccinellinae. Parece especialmente común en las ramas de Quercus (encina). Cabeza negra con frente blanca o con manchas blancas. Según insectarium virtual el macho tiene la frente amarilla. El pronoto es negro con el borde anterior blanco ensanchándose en una mancha blanca en cada lateral y con una fina digitación blanca longitudinal en la línea media. Élitros negros con 6 manchas grandes amarillas o blancas en cada uno. Patas testáceas.
Como rasgos destacados para su identificación encontramos:
  • Cabeza con frente amarilla en el macho y negra (al menos en parte) en la hembra. Patas testáceas. Pronoto negro con banda clara que une los ángulos anteriores por el margen anterior prolongándose en el centro en una línea mediana, y que alcanza los ángulos posteriores. Los élitros son negros con 6 pares de manchas amarillas o anaranjadas, alcanzando el margen las laterales, y las dos suturales anteriores reniformes y transversales.

Oenopia conglobata (Linnaeus, 1758)

Diminuto coccinélido de la subfamilia Coccinellinae. Pese a su coloración vistosa, su reducido tamaño (3,5-5 mm) lo hace muy difícil de observar.
Tiene una gran variedad de tonos y de distribución de la coloración e incluso de las manchas, por lo que a veces puede resultar difícil identificarla. Lo más habitual, en los ejemplares que he observado, es la coloración rosácea uniforme en cabeza, pronoto y élitros, con manchas negras. Pero, como puede apreciarse en las imagen superiores, entre las variantes se incluye una con cabeza y pronoto blancos y élitros rosados, todos ellos con manchas negras.
Se consideran datos relevantes para su identificación por mera observación (según Insectarium virtual):
  • Uñas con un diente basal.
  • Pronoto con 2-7 manchas negras, a menudo fusionadas en forma de M, que se pueden extender en una gran mancha central.
  • Élitros rosáceos u ocres con 16 manchas (2+2+1+3) negras o marrones, como la sutura (línea longitudinal donde se juntan los élitros).
Las manchas en los ejemplares que he visto (como puede observarse en las imágenes) tienen un patrón muy similar tanto en el pronoto como en los élitros, destacando una mancha mayor en la parte central de cada élitro, cerca de la sutura, y otra mancha en forma de “V” con el vértice hacia caudal (>) en la parte posterior de cada élitro.
Se alimentan, tanto en su forma de larva como de imago, de pulgones. Pasan el invierno como imagos (adultos) escondidos en cualquier sitio que pueda proporcionarles cobijo.

Nepa cinerea (Linnaeus, 1758)

nepa cinerea ii
nepa cinerea
Visión dorsal
nepa cinerea i
Visión ventral
Una de las dos especies de “escorpión de agua” de la península ibérica, parece fácil de distinguir de la otra especie: Ranatra linearis, mucho más delgada longitudinalmente. En cambio N. cirenea es mucho más ancha, aplanada dorsalmente y con patas más robustas.
Habita charcas, lagunas y terrenos inundados. Las hembras portan a las larvas en su espalda hasta la primera muda de estas. Su vida es acuática aunque respira oxígeno a través del conducto del extremo del abdomen, acercándose a la superficie. No obstante, si la charca se seca, puede volar en busca de un nuevo hábitat.
Dentro del agua se mimetiza con la coloración del lodo del fondo. Es un depredador de pequeñas presas (renacuajos, pequeños peces, invertebrados) que captura con sus patas anteriores modificadas y que succiona con su aparato bucal de tres piezas, tras inyectar encimas digestivas.

Thiomiris sulphureus (Reuter, 1879)

Mírido de la subfamilia Mirinae. Su nombre hace referencia a la coloración habitual de los ejemplares, aunque realmente el abanico de tonos varía entre amarillos y verdosos. Es relativamente grande para esta familia, constituida por chinches por lo general muy pequeños.
El ejemplar más común es totalmente verde salvo los artejos antenales segundo, tercero y cuarto (que son anaranjados) y la membrana (que es gris con la venación clara). Los ejemplares que no son verdes parecen compartir los detalles de las antenas y la membrana. En general, sea cual sea el color de los ejemplares, es uniforme por todo el cuerpo.
t. sulphureus ninfa
Ninfa.

Phytocoris (Stictophytocoris) delicatulus (Bolivar, 1881)

phytocoris delicatulus
Mírido de la subfamilia Mirinae de unos 5-6 mm de longitud. Presente en la mancha conquense. Es muy difícil de ver por la coloración críptica.
Tiene una coloración verde traslúcida con varios tonos entremezclados. Las patas y las antenas también son de color verde muy claro. Los grandes ojos son blancos. Las membranas son principalmente claras son un minúsculo punteado que se concentra más en la mitad posterior. Las venas de la membrana son verdes claras. Tiene un diminuto punto negro en el borde interno de la cuña, cerca del vértice de la membrana. Presenta una pilosidad en el dorso que incluye pelos anchos y enroscados y pelos más finos y rectos, algo más parduzcos que los anteriores.
Destaca el tamaño de los ojos, generalmente blancos, sobre todo en los machos. El pico (probóscide) es muy esbelto y rebasa las coxas posteriores. El pronoto presenta el borde anterior cóncavo, los laterales rectos y el posterior convexo. Los hemiélitros presentan los lados casi paralelos.
Su biología está ligada a la de varias especies del género Quercus, sobre todo Quercus ilex, de las que se alimenta.
Parece que esta especie solo ha sido registrada en España y Francia.
Bibliografía:
  • GOULA GOULA, MARTA. 1986. Contribución al estudio de los hemípteros (Insecta, Heteroptera, familia Miridae).
  • S. PAGOLA-CARTE, I. ZABALEGUI. 2007. Nuevos e interesantes registros de Miridae (Hemiptera: Heteroptera) en el País Vasco (norte de la Península Ibérica).

Phytocoris (Ktenocoris) vittiger (Reuter, 1896)

phytocoris vittiger
Mírido de la subfamilia Mirinae de 4,5-6,5 mm. de longitud.
Presenta una coloración general de tono ocre pálido en el que destaca un dibujo más oscuro en forma de ancla que recorre la sutura clavo-corial, se prolonga por la comisura postclaval y se adentra hacia la mitad de la coria, curvándose.
La mitad distal del pronoto está oscurecida, especialmente el borde posterior en los ejemplares de tonos más apagados como el de la imagen. Solo presenta pelos claros. En la cabeza destacan los ojos oscuros. La probóscide rebasa ampliamente las coxas posteriores y presenta los dos primeros artejos claros y los dos últimos oscurecidos. La membrana es oscura, salpicada profusamente de manchas parduzcas. En ella las nerviaciones de las células resaltan por su relieve y su color claro. Las patas son del mismo tono ocre claro dominante salvo gran parte de los fémures del par posterior de patas que está oscurecida.
Parece que no está clara su planta nutricia aunque se piensa que se alimenta de varias especies.
Bibliografía:
  • GOULA GOULA, MARTA. 1986. Contribución al estudio de los hemípteros (Insecta, Heteroptera, familia Miridae).
  • J. RIBES, E. RIVES. 1997. Heteroptera de un sabinar de Juniperus thurifera L. en los Monegros (Zaragoza, España).

Malacocoris chlorizans (Panzer, 1794)

malacocoris chlorizans
Diminuto mírido de la subfamilia Orthotylinae. Su longitud oscila entre los 3 y los 4,5 milímetros.
La mayoría de los ejemplares tienen la coloración del ejemplar de la imagen superior: tonos verdosos crípticos con patas verde-translúcidas y ojos rojos o marrones muy marcados. Presentan unas largas antenas en ocasiones con pequeñas manchas oscuras en el extremo distal de los primeros artejos. Es un depredador formidable de ácaros y pulgones, considerado por algunos estudios como uno de los principales depredadores de ácaros causantes de plagas en árboles caducifolios (como el manzano o el avellano) e incluso en la vid.
Pasa el invierno en estadío de huevo. Los adultos están activos durante el verano.

Deraeocoris ribauti (Wagner, 1943)

deraeocoris ribauti
Pequeño chinche de la familia Miridae. Como todos los de su género se trata de un depredador de ácaros, pulgones, etc. entre la hierba y árboles
Su coloración es totalmente negra salvo el escudete que es rojizo o anaranjado y las patas que son marrón-anaranjadas y negras. No obstante, hay ejemplares con las patas totalmente negras.

Calocoris nemoralis (Fabricius, 1787)

Se trata de una especie que hasta la fecha no he visto en nuestra comarca. Las imágenes pertenecen a ejemplares que fotografié en Ciudad Real. Se trata de un chinche con una gran variabilidad en cuanto a su coloración y su tamaño, no he encontrado los claves para su identificación.
Hay desde ejemplares grises hasta naranjas (los más habituales), pasando por  verdosos y rojizos. Los hay con destacadas manchas negras elitrales y los hay prácticamente de coloración uniforme en los élitros, sin manchas. Aunque la cabeza tiende a ser negra, también hay ejemplares con cabeza naranja e incluso de otro color. Tampoco es uniforme el color de pronoto y de fémures. Lo que sí parece mostrar siempre es la membrana negra. El tamaño máximo casi alcanza el centímetro de longitud.

Adelphocoris vandalicus (Rossi, 1790)

adelphocoris vandalicus
Pequeño chinche del que destaca el dibujo del pronoto. Este presenta en su mitad posterior una banda negra transversal acabada en una delgada línea blanca, también transversal, en el borde posterior del pronoto. El resto del cuerpo es de tonalidad anaranjada oscura con los hemiélitros ligeramente verdosos y la membrana negra. Las cuñas (cunneus) son claras. Las patas son de tonos rojizos o marrones. Las patas posteriores están más desarrolladas. Las tibias posen pelos erizados. Las antenas suelen tener una pequeña área blanca en la base del tercer y cuarto artejos.
Como clave para su identificación, según Reza Hosseini , tenemos:
  • Segundo segmento antenal engrosado al final. Parte engrosada del segundo y el final del tercer y cuarto segmentos antenales negros.
Se alimenta del jugo de plantas como Verbascum, Echinops, Centaurea o Tanacetum.

Steatoda triangulosa (Walckenaer, 1802)

ara (Copy)
a (Copy)
Araña de la familia Theridiidae con una longitud corporal de entre 3,5 y 5 mm. en los machos y entre 3,5 y 8,6 mm. en las hembras
Es una araña originaria de Europa que se ha extendido por Norteamérica, Australia y Nueva Zelanda, entre otras zonas. Es cosmopolita y no es raro encontrarla en domicilios. Las arañas de las imágenes han habitado en mi casa durante todo el año.
Normalmente es de tonos marrones o anaranjados en el prosoma y las patas. Los tonos marrones del prosoma y el opistosoma pueden ser muy oscuros, casi negros. Las patas muestran zonas oscuras en ocasiones en la parte distal de cada segmento, lo que le da un aspecto anillado. El opistosoma, sobre todo en la hembra donde es más globuloso y llamativo, tiene un dibujo en V formado por dos líneas en zigzag que convergen hacia la zona caudal. Entre dichas marcas aparecen regiones de color anaranjado con abundantes y diminutos puntos blancos. Entre las líneas oscuras en zigzag aparecen bandas longitudinales de romboedros claros, precisamente por esos puntos blancos. Los machos no son tan “fáciles” de identificar porque no suelen tener los rasgos tan marcados.
Como otras arañas de su familia se alimentan de insectos y otras arañas. Es curioso leer que entre sus presas se ha descrito la araña reclusa parda. No se considera su picadura relevante desde el punto de vista médico.
Bibliografía: